Que la selección #argentina no juega bien no es noticia. Hace rato que el seleccionado no tiene buenos momentos y aunque ha llegado a 2 finales de Copa América y 1 de Copa Mundo no tiene estabilidad en su cargo de entrenador hace tiempo. Edgardo #Bauza llegó luego de que Gerardo Martino dejará la dirección técnica por malos manejos de los directivos previo a los Juegos Olímpicos. Luego de 8 partidos con la selección, sus números no son buenos. Ha ganado 3 partidos empatado 2 y perdido otros 3.

Es verdad que es poco tiempo de trabajo y que es el entrenador que ha tenido menos tiempo a Lionel Messi en el campo, entre lesiones y suspensiones, la 'Pulga' se ha perdido partidos claves con el seleccionado en el último tiempo, Bauza lo sufre.

Anuncios
Anuncios

Se esperaba que a su llegada hiciera un recambio entre los jugadores de la selección, pero contrario a eso ha mantenido la base. Si a caso el cambio más importante fue la inclusión de Mas en el lateral izquierdo. Se habla de que para los partidos amistosos de junio hará un recambio y prescindirá de vacas sagradas, tal vez sea demasiado tarde.

La AFA tiene nueva dirigencia

Desde la muerte de Julio Grondona, la #AFA no ha tenido un presidente que mande y tome decisiones en serio, hasta la semana pasada. Claudio Tapia, dirigente de Barracas Central, fue elegido como presidente del organismo el pasado 29 de marzo. Mucho tiempo la cabeza fue Armando Pérez con una comisión normalizadora que mandó la FIFA para arreglar los problemas del fútbol de ese país. Para Bauza ese es otro problema, ya no están los dirigentes que lo eligieron y el mal momento no le ayuda en absoluto, la nueva gente que entra está en todo su derecho de elegir a un nuevo entrenador, aunque esto afecte por completo la continuidad de un trabajo.

Anuncios

Los jugadores tampoco hablan mucho, ni Javier Mascherano, Ángel Di María, Sergio Agüero y Lionel Messi se han pronunciado al respecto. En la semana Tapia irá a hablar con alguno de ellos y se verá que es lo que piensan del ex entrenador del Sao Paulo. Lo único cierto es que está más afuera que adentro, a menos de que pase algo extraordinario en los próximos días.