Pareciera que Lionel Messi y su Barcelona tienen una pésima memoria, o al menos no una muy buena a corto plazo, pues después de ser eliminados y neutralizados de principio a fin por la Juventus el miércoles pasado, en los cuartos de final de la UEFA Champions League, (lo que les valió su eliminación del certamen europeo), Leo y los culés pisaron el césped del estadio Santiago Bernabéu con mucha personalidad y con un gol dramático de la “Pulga” en la última jugada del partido, derrotaron 2-3 y en calidad de visitante, a su más odiado rival el Real Madrid, en una edición más del clásico español, partido valido por la jornada 33 de la Liga de aquel país europeo.

Anuncios
Anuncios

Y es que la última vez que alguno de estos dos equipos jugó un clásico español tras haber sido eliminado en Champions, fue hace poco más de 10 años, duelo en el que se registró un empate 3-3, con tres tantos de #Messi. En aquel entonces se jugó un 10 de marzo de 2007, después de que ambas escuadras habían sido eliminadas en los octavos de final del Torneo europeo, el cuadro merengue acababa de ser eliminado por el Bayern Múnich y los culés por el Liverpool. Cabe recordar que aquella temporada, el Real se coronó en la Liga española.

Duelazo de dominio alterno

En un duelo dominado por los blaugranas en la posesión, pero en el que el Madrid [VIDEO] tuvo más ocasiones de gol y más claras, fueron los de la capital española los que se fueron al frente en el marcador, con un tanto del brasileño Casemiro, al minuto 28 del primero tiempo, tras un remate de Sergio Ramos que se estrelló en el poste, y cuyo rebote fue aprovechado por el joven mediocampista blanco, para poner el 1-0.

Anuncios

Sin embargo, el delantero argentino del Barcelona emparejó los cartones al minuto 33, tras una gran jugada individual que incluyó un gran recorte sobre el defensa blanco Daniel Carvajal. Ya para el segundo tiempo, los culés le dieron la vuelta al marcador tras otra escapada del Leo, que originó en un rebote muy bien aprovechado por el croata Ivan Rakitic, quien sacó un potente disparo de zurda, el cual se incrustó en el área defendida por el tico Keylor Navas. 1-2, al minuto 73.

Pero el Real no se dio por vencido y a pesar de sufrir la expulsión de su capitán Sergio Ramos al minuto 77, emparejó la pizarra al 85’, con un tanto del colombiano James Rodríguez (quien llevaba tres minutos en la cancha pues entró de cambio).

Messi reclamó su trono en la casa blanca

Pero dicho tanto de James, sólo sirvió para que el triunfo catalán fuera lo más dramático posible, pues en la última jugada del partido, al minuto 92, Messi aprovecho un servicio de Jordi Alba que lo dejó en inmejorable posición dentro del área.

Anuncios

Golazo al ángulo inferior izquierdo, lo que lo puso muy por encima como el máximo romperredes de la historia de estos clásicos con 23, 500 ya en su carrera.

De esta forma, los blaugranas se apoderaron de la cima de la Liga española, empatados en puntos con el Madrid, con 75 puntos, y aunque los merengues tienen un juego pendiente, la “Pulga” y su Barcelona dieron un golpe de autoridad, que por lo mientras, los hace soñar con sumar su tercer título de Liga española, esa que los blancos no conquistan desde el 2012. #ElClasico