Anuncios
Anuncios

El día sábado 8 de abril, cuando los Warriors reciban a los New Orleans Pelicans, tendrán de regreso a su adquisición para esta temporada en Kevin Durant. El ex jugador de la universidad de Texas ha estado afuera de las duelas por casi 5 semanas debido a una lesión en su rodilla izquierda. Durant comentó, que un inicio, pensaba que sería más grave y hasta lloró, cuando se enteró de que serían sólo semanas sintió un alivio. La lesión se produjo el 5 de febrero cuando Zaza Pachulia le cayó encima luego de un encontronazo con Marcin Gortat, en un duelo ante los Washington Wizards.

Durant recibió el alta médica tarde esta semana, jueves y viernes practicó con el equipo y el sábado ante los Pelicans hará su regreso.

Anuncios

Ya desde hace una semana viajó con el equipo a todos lados y se sentó en la banca con sus compañeros. Se espera que Kerr no lo arriesgue, ni que mucho menos juegue todo el partido. Pero sí que tenga algunos minutos para que vaya entrando en ritmo y vuelva la química con el equipo de cara a los playoffs. Química que empezaba a tomar con ellos hasta antes de la lesión luego de un arranque algo dudoso, más allá de que prácticamente nunca han perdido el primer lugar del oeste en todo el año.

Steph Curry ha tomado las riendas del equipo, con la llegada de Durant perdió algo de protagonismo por obvias razones. La tarea de Kerr será que el equipo vuelva al nivel que tenían por enero y febrero. "Él se ajustará inmediatamente, pero en realidad no necesitamos que se ajuste. Pienso que en eso la gente se confunde, nosotros necesitamos que venga y sea él.

Anuncios

Sería tonto que alguien pensará que nosotros somos mejor sin él. No hay dudas que no podemos esperar su regreso", dijo Draymond Green, cuando le preguntaron si habría un problema al regreso del número 35.

Hasta antes de la lesión, Durant promediaba 25.3 puntos y 8.2 rebotes por partido, si cerraba al mismo nivel la temporada, seguramente que estaría en la conversación por el MVP.

Los Warriors se aseguraron el primer lugar del Oeste

Con la victoria ante los Phoenix Suns el pasado miércoles por 120-11, los Warriors aseguraron que toda la postemporada en el Oeste pase por el Oracle Arena, su casa. Será el tercer año consecutivo que lo hagan. En ese tiempo han llegado a 2 finales, ganado 1 campeonato y obtenido 204 victorias, los que más en ese lapso de la historia, superaron a los Chicago Bulls que entre 1995 y 1998 ganaron 203.

Los Warriors traen una racha de 13 victorias de manera consecutiva, incluida una en San Antonio ante los Spurs. Entre el 28 de marzo y el 31 del mismo mes, derrotaron al equipo de Popovich 1 vez y a los Houston Rockets en 2 ocasiones, sembrados 2 y 3 respectivamente de su conferencia.

Después del partido ante los Pelicans, juegan el lunes vs Utah y el miércoles ante los Lakers, en el último partido de la temporada regular. #NBA #GoldenStateWarriors #KevinDurant