Significó la experiencia más difícil de su vida. "Los 15 minutos más largos y duros", según narró el propio protagonista sobre el ataque al autobús del Borussia Dortmund. Un lapso colmado de "dolor, pánico e incerteza".

Y luego del horror, llegó la calma. Marc #Bartra abandonó el hospital y sólo espera recuperarse lo más pronto posible de la herida en su mano derecha. Los sentimientos se potencian: "las ganas de vivir, de luchar, de trabajar, de reír, de llorar, de sentir, de querer, de creer", y por supuesto, "de jugar y entrenar".

El defensor recibió en su casa la visita de dos viejos y entrañables compañeros del Barcelona: Sergio Busquets y Jordi Alba, quienes volaron hasta Alemania sólo para animarlo.

Anuncios
Anuncios

"Qué alegría verte y compartir risas juntos, amigo", publicó Jordi en su cuenta de Instagram. Los tres amigos posaron sonrientes en la foto.

Bartra fue el único jugador del plantel que resultó herido en el ataque ocurrido el martes pasado, cuando el autobús del conjunto alemán sufrió una serie de explosiones cuando se dirigía al estadio Signal Iduna Park para disputar su compromiso ante el Mónaco por la ida de los cuartos de final de la Champions League.

Según remarcó el entrenador del Dortmund, Thomas Tuchel, el español necesitará aproximadamente de cuatro semanas para recuperarse de sus lesiones. De esta manera, es posible que esté en condiciones para el partido ante Werder Bremen el 20 de mayo, por la Fecha 34 de la Bundesliga.

Por lo pronto, los alemanes se medirán ante Mónaco en Francia el próximo miércoles e intentarán revertir el 2-3 abajo que obtuvieron en el primer partido, para así lograr el pase a semifinales.

Anuncios

El equipo encara la semana con ánimos renovados tras la victoria ante Eintracht Frankfurt por 3 a 1 el domingo por el campeonato local. A propósito, Tuchel destacó la actuación de sus dirigidos luego del enfrentamiento. "Demostraron un cáracter increíble", afirmó. Y agregó: "Tuve la impresión de que todos aprendimos a manejar las emociones". Sin dudas, un mensaje alentador de cara al futuro inmediato.

Por otra parte, hizo foco en las muestras de afecto hacia Marc. Los jugadores le dedicaron el triunfo y mostraron una camiseta con su número, el cinco. Además, la hinchada coreó su nombre. "El gesto frente a la tribuna fue algo fantástico, un detalle hermoso junto con nuestro público. Algo así no se ve en ningún otro lugar", admitió con orgullo.

#ChampionsLeague