El regreso de la rusa Maria Sharapova al tenis profesional se convirtió en uno de los más polémicos de los últimos años. Luego de anunciar que habría infringido el reglamento antidopaje, debió enfrentar una sanción que la alejó de las canchas por 15 meses.

Pese a cumplir con su castigo, al darse a conocer que los organizadores del Abierto de Stuttgart le extendieron una invitación para participar en dicho torneo, las voces en contra surgieron. Entonces, jugadoras como Roberta Vinci (a quien venció este 26 de abril en su primer juego), Angelique Kerber, Agnieszka Radwanska y Caroline Wozniaki manifestaron su desacuerdo.

El malestar radica en el uso de las invitaciones como una vía para ingresar a los eventos de la Asociación de Tenis Femenino Profesional (#WTA, por sus siglas en inglés).

Anuncios
Anuncios

Esto, porque debido a su ausencia, Sharapova perdió sus puntos y su lugar en la clasificación entre las tenistas, lo cual la obligaría a competir en torneos preclasificatorios para lograr su lugar en torneos como el de Stutgart.

Los especialistas del deporte blanco establecen que las wild cards (invitaciones) son útiles para permitir recuperar ritmo a los jugadores que regresan de lesiones. El ejemplo más claro se observó recientemente en el Abierto Mexicano, el cual de último minuto extendió la cortesía al serbio Novak Djokovic, quien regresaba de una ausencia por descanso tras su eliminación del Abierto de Australia.

Por esa razón, muchos se han opuesto a que la WTA permita que la tenista rusa cuente con esos apoyos. Sin embargo, el apoyo también puede ser un reflejo de la importancia que su figura tiene para el tenis femenino.

Anuncios

Después de todo, el nombre de Maria Sharapova es uno de los más lucrativos, tanto dentro como fuera de las canchas.

Las tácticas

El anuncio que la propia Sharapova hizo de su doping positivo se convirtió en un encabezado internacional. Algunos piensan que el anuncio se hizo con la idea de anticipar las consecuencias negativas que podía acarrear el intento de ocultar la situación. Ante los casos de figuras como Lance Armstrong, está claro que desde ese punto se prepararía una estrategia para resurgir.

Así, a diferencia del caso del ciclista estadounidense, marcas como Nike, Porsche y Evian mantuvieron su apoyo a la tenista. Incluso, su marca de dulces Sugarpova se vio beneficiada por la sanción, luego de que la tenista rusa dedicara mayor tiempo para extender sus puntos de venta y distribución a lo largo del orbe.

La intención por cuidar su imagen se conservó incluso con la polémica alrededor de su regreso. Sharapova se concentró desde entonces en su preparación y, tal parece que luego de su triunfo ante la propia Roberta Vinci, dio sus frutos.

Anuncios

El reconocimiento velado de la importancia mediática de esta tenista puede ser molesto para sus rivales. No obstante, resulta clave para el posicionamiento de este deporte, distante en popularidad de otros más seguidos como el futbol o el basquetbol.

Guardando las distancias, en la rama varonil se observa algo similar con el suizo Roger Federer. A comienzos del año se le consideró como el deportista más rentable para las marcas, en especial porque su imagen pública es una de las mejor cuidadas. Tal vez esa fue alguna vez la aspiración de los mercadólogos alrededor de Sharapova, aunque hoy deberán luchar con la sombra del #dopaje que la acompañará siempre. #MariaSharapova