Anuncios
Anuncios
3

El tan esperado clásico español, tuvo lugar en Madrid, España, en el estadio Santiago Bernabeú, el 23 de abril del 2017, día de San Jordi. Después de cinco meses se llevó a cabo el partido con el cual se podría llegar a definir la liga. Al principio todo se veía perdido para los jugadores azulgrana, el Real Madrid abrió el marcador con un gol de Casemiro, jugador que jugó de gratis durante casi todo el encuentro, ya que hizo varias faltas que fueron perdonadas por el grupo arbitral al no sacarle la segunda tarjeta de amonestación que lo iba a dejar fuera del encuentro.

La esperanza regresó a la afición culé cuando Lionel #Messi tomó la pelota dentro del área y empata el partido, dando alegría a la afición y demostrando que el Barcelona seguía vivo con ganas de remontar el encuentro.

Anuncios

Los dos equipos demostraron por qué son los más grandes del mundo, dando un gran espectáculo con goles, atajadas y faltas que no dejaron al público callado en ningún momento, siendo así un partido intenso y con buen sabor de boca de las dos aficiones.

En la parte complementaria del partido parecía que el partido se ponía a favor del equipo azulgrana, cuando Iván Ratikic anota un golazo que a varios aficionados impresionó, ya que el jugador croata llevaba varios partidos sin poder anotar y volver a demostrar por qué es parte de uno de los equipos más importantes a nivel mundial. Hubo muchos roces y varias faltas de ambos equipos, pero la que al final destacó fue la entrada que tuvo Sergio Ramos hacía Lionel Messi, donde se veía claramente que "dando o intentar dar" es siempre falta.

También hay que destacar la impecable actuación de ambos porteros, los cuales demuestran que por algo están en los mejores equipos del mundo, nos dieron un gran espectáculo con atajadas, demostrando sus excelentes reflejos, siendo factores importantes durante el encuentro.

Anuncios

Cuando los jugadores del azulgrana veían todo ganado apareció James Rodríguez, anotando un gol espectacular, y demostrando por qué sigue siendo el número diez de los merengues, a pesar de que su entrenador Zidene Zidane no confía en su talento y ha estado en la sombra sin llegar a tener participación.

Parecía que el partido iba a llegar a su final, cuando el tiempo reglamental estaba por terminarse y los merengues estaban al frente en el marcador, los aficionados del Barcelona no perdían la esperanza, aunque se daba por hecho que el partido había terminado, que el Real Madrid [VIDEO] estaba por ganar otro clásico español, apareció la pulga, el cual hizo de las suyas para anotar su gol número quinientos y demostró por qué sigue y seguirá siendo el mejor jugador del mundo.

Un gol que hizo vibrar y demostrar su talento, su perfección y su pasión al fútbol. #Clasicoespañol #FC Barcelona