NXT vuelve a brillar con un cartel subestimado

NXT sigue siendo la vara de medir en el mundo del entretenimiento deportivo y la lucha libre en general. El cartel que presentó la marca amarilla en Orlando en el Amway Center, no era tan halagador como otros en el pasado. Pero por algo los especiales de TakeOver, son de lo mejor en cuanto a acción en el ring y storylines sencillas pero lógicas, que ha presentado la WWE en años. Un show de dos horas y media que nunca cansa y que va de manera orgánica con un ritmo constante..

Anuncios

Anuncios

Hace un año fue el debut de Nakamura vs Sami Zayn en Dallas y el triunfo de #Asuka ante Bayley por el título femenil. Hoy 365 días después, tenemos nuevas y emergentes estrellas como el campeón #Bobby Roode o el debut del renombrado Aleister Black (Tommy End). Incluso grupos que empezaron lento como Sanity, han mejorado y ahora establecido con su victoria ante Dillinger, Strong, Ohno y compañía.

Triple H, a cargo de NXT, es el que entiende perfectamente lo que la gente quiere. Una camada tremenda que se ha trasladado al roster principal. La diferencia con Raw o SD, es que en NXT si brillan sin excepción. Hasta superestrellas que estuvieron antes en el roster grande, han regresado como Drew Galloway que estuvo en la función entre el público.

Roode retiene en una lucha con gran psicología ante Nakamura

Anuncios