Pocos son quienes pueden presumir dejar un legado en su selección, son contados los jugadores que han pasado a la historia del fútbol por sus goles... y sí, en México tenemos a un goleador que no sólo ha hecho historia, sino que su nombre retumba hasta en Europa, Javier "#Chicharito" Hernández.

Ante Croacia, en el amistoso previo a los torneos de verano, Chicha hizo lo que muchos esperaban, convertirse en el máximo goleador de la Selección Mexicana, con 47 tantos, y aunque le costó hacerlo en 91 partidos, hoy puede estar satisfecho que a su temprana edad, 29 años, ya es un histórico.

Sus primeros pasos

Para Javier, el 9 de septiembre de 2006 lo recordará por siempre, ya que ese día pudo disputar su primer partido con el el conjunto de las Chivas, ante Necaxa, y fue en ese juego donde deslumbró al público con sus dotes goleadores, porque en su debut anotó el gol que le dio el triunfo de 4-0 a su equipo.

Anuncios
Anuncios

En el Bicentenario 2010, Hernández logró 10 anotaciones y junto con Johan Fano de Atlante y Herculez Gómez, fueron los goleadores del Torneo. Eso llamó la atención de clubes europeos, se decía que el PSV de Holanda, el Wolfsburg de Alemania y el Valencia de España, pero no se fue con ninguno no de ellos, él y Jorge Vergara eligieron otro camino, su destino pudo no haber sido el mismo, y su legado no habría sido reconocido por técnicos como José Mourinho.

Se viste de Diablo

Sí el día de su debut con el primer equipo de Chivas está en la memoria de "Chichadios", el 8 de abril de 2010 es otra fecha importante para el oriundo de Guadalajara, Jalisco. Ese día, el dueño del club, Jorge Vergara, y Hernández anunciaban su partida al Viejo Continente, a uno de los equipos más importantes de Europa e Inglaterra, el Manchester United.

Anuncios

El 28 de julio se visitó por primera vez con los colores de los "Red Devils", un sueño se volvía realidad para el mexicano, porque compartía vestidor con Weyne Rooney Nani, Van der Sar, Rio Ferdinand, Ryan Giggs, Michael Owen, por mencionar los más importantes.

En los cuatro años que estuvo, 2010-2014, jugó 157 partidos y anotó 59 goles, de cabeza, de cachete, de oreja... de mil formas, pero siempre estaba en el lugar y momento para meter los balones en las porterías contrarias.

Del Real Madrid al Bayer Leverkusen

Luego del Mundial de 2014 en Brasil, el futuro de "Chicha" era incierto, a pocas horas de que se cerrara el mercado de fichajes en Europa, México despertó con la noticia de que el jugador mexicano formaría parte de la plantilla del Real Madrid, equipo que fue cedido por una temporada.

No fue titular como muchos esperaban, pero al igual que en Inglaterra se empezó a ganar el carisma de la afición. Una tercera fecha que será recordada por todos, incluso el Real Madrid, es el 22 de abril de 2015, cuando en los cuartos de final de la Champions League, marcó el único gol que le daba al equipo el pase a semifinales...

Anuncios

lloró, gritó y celebró, Hugo Sánchez ya no era el único mexicano que sería recordado con el conjunto blanco, Javier Hernández dejó su nombre en letras doradas.

Y aunque les dio el pase a las semis, eso no sirvió para su continuidad. Estaba de préstamo, pero ni en el Real Madrid ni en el Manchester tenía cabida. Preocupado por su futuro, en Alemania el Bayer Leverkusen le abrió las puertas. Se convirtió en jugador de las Aspirinas el 31 de agosto de 2015 y a los dos días hizo su primer gol.

Con los alemanes ha disputado 73 encuentros y marcado 38 goles, y aunque su continuidad no está asegurada ahí, su talento lo pueden llevar a jugar en cualquier equipo, porque ha madurado y en la Selección Mexicana ya es un líder goleador.

Paso turbulento en el Tri

No es fácil marcar 47 goles con la Selección Mexicana, llegar a jugar en el equipo mayor tampoco; hay quienes se van formando desde las categorías inferiores, como la Sub-17, ejemplos: Carlos Vela, Giovani Dos Santos o Héctor Moreno, pero Javier no tuvo ese proceso.

En 2005, el Tri Sub-27 logró una hazaña, ser campeón del Mundial de esa categoría, algo que nunca había pasado, y donde salieron grandes jugadores, que llegarían a España o Inglaterra, pero Chicharito, quien pudo estar en ese hecho histórico, fue relegado por el técnico Jesús Ramírez, y aunque no estuvo en la final contra Brasil, siempre estuvo apoyando desde las gradas.

Cuatro años después, recibió su primera convocatoria con el equipo mayor. El 24 de febrero de 2010, hizo su primer gol de 47, y fue ante Bolivia.

Javier Aguirre lo llamó para la Copa del Mundo de 2010, y en la justa mundialistas, ante Francia, hizo lo mismo que su abuelo Tomás Balcázar, meterle gol a los franceses, pero 61 años después.

Así es, Chicha ya es leyenda, su nombre está marcado con letras doradas en la historia de la Selección Mexicana, pasarán muchos años para que alguien lo supere, pero en lo que pasa disfrutemos de sus goles #SelecciónMexicana