Diciembre 10. Torneo Apertura 2006. Estadio Nemesio Diez.

Esta fue la última vez que vi a #Chivas en una final de liga. Han pasado ya 11 años desde aquel momento, de aquel gol de Adolfo Bautista que dio el onceavo título al equipo rojiblanco y que puedo recordar como si hubiera sido ayer.

Afortunadamente, ese recuerdo, que seguirá en mi memoria, dejará de ser el único, porque estamos en puerta de ver al Rebaño en una final de liga nuevamente ahora que se enfrente a Tigres. Entiendo que hay otras aficiones que llevan más tiempo sin ver a su equipos llegando a la final y menos levantando el trofeo de campeón, pero un equipo como Chivas, que sufrió durante algunos años con el descenso, se ganó el derecho de instalarse en los primeros lugares y ahora regalarles a su afición la alegría de volver a una final liguera.

Anuncios
Anuncios

El artífice de todo esto es, ni más ni menos, Matías Almeyda. Desde su llegada, el argentino ha ido dejando huella poco a poco con su forma de juego, un estilo que ya tienen marcado ahora los rojiblancos y que en cada partido, demuestra que un proyecto como el que tiene en mente, requiere tiempo. Todo se lleva paso a paso y el técnico ahora tiene su primera final de liga en puerta. El trabajo, dedicación y esfuerzo hecho en cada partido y cada entrenamiento a lo largo de las semanas, dio por fin sus frutos.

Si bien Almeyda es el arquitecto de todo esto, los jugadores tienen un gran valor que también se les debe reconocer. En mi opinión, este es el mejor plantel que ha tenido Chivas en mucho tiempo. Desde la portería bien cubierta por Rodolfo Cota, pasando por la defensa donde encontramos a un Jesús Sánchez totalmente mejorado, una central solida con Alanís, Pereira y Salcido cuando se le requiere y con Edwin Hernández, que no decepciona partido a partido.

Anuncios

En el medio campo se encuentran jugadores con gran calidad como el ‘Gallo’ Vázquez, Michael Pérez, Nestor Calderón y claro, Orbelín Pineda, que desde su llegada al equipo, ha superado partido a partido su nivel, hasta llegar a la parte del frente donde encontramos jugadores con un alto nivel como lo son Rodolfo Pizarro y Alan Pulido.

Si nos damos cuenta, es un plantel joven, lleno de jugadores con ambición y ganas de triunfar. Con la capacidad de mostrar el valor del futbolista mexicano, en una liga que se ha llenado de extranjeros, tiene escasas posibilidades.

En los medios solo se puede ver como Tigres luce como ‘favorito’ en esta final, pero creanme que si hay un equipo que le puede ganar, es Chivas. No me gusta que se le vea como víctima, pero aparentemente serlo, es una preocupación menos y lo que menos se necesita es eso, presión.

Muchos dicen “que se lesione Gignac, Dueñas o Aquino” pero mejor yo respondo “que traigan a su mejor equipo y veamos, frente a frente, quien es mejor”.

Anuncios

Es momento para que el equipo rojiblanco demuestre porque llegaron hasta este punto y logre llevarse el ansiado título número doce. La afición puede ilusionarse y creer, que con el trabajo en equipo de este gran plantel, se puede levantar el trofeo de campeón.

Chivas y Tigres son los finalistas del Clausura 2017

Chivas, del oscurantismo a la luz #LigaMx #Futbol