Este miércoles se dio a conocer el adiós del último jugador romántico del fútbol moderno, una historia que escribirá su punto final al término de la presente temporada. A sus 40 años, Francesco Totti [VIDEO] se retirará del balompié profesional para convertirse en directivo del equipo de sus amores, la Roma, así lo dio a conocer Ramón Rodríguez Verdejo, en su presentación como nuevo director deportivo del equipo de la Loba.

“Ya sabíamos que había un acuerdo con el club, éste sería su último año como jugador. Entonces, pasará a ser directivo. Totti es la Roma, quiero estar lo más cerca posible de él. Me encantaría aprender un uno por ciento de la gran cantidad de cosas que sabe y así ya sería muy afortunado", sentenció Rodríguez, ex director deportivo del Sevilla.

Anuncios
Anuncios

Tras 25 temporadas defendiendo los mismos colores, Francesco puede presumir de haber jugado con un solo club toda su carrera. Ése con el que sólo pudo conquistar una Serie A (2001, año en que también ganó la Supercopa de Italia), dos Copas y otra Supercopa de Italia, convirtiéndose en su máximo ídolo, al nunca aceptar las múltiples ofertas millonarias que hicieron los mejores equipos de Europa por hacerse de sus servicios.

Un amor a prueba de millones

A principios de la década pasada, Totti era el objeto de deseo de los más grandes equipos, y a pesar de que la Roma vivía a la sombra del Milán, la Juventus y el Inter, en Italia, el gran capitán romano sólo puso una condición para quedarse a jugar con la Loba, que la directiva armara un equipo competitivo para pelear por la Champions League.

Anuncios

Condición que jamás le cumplieron. De todos modos, no se fue.

Por allá del año 2004, el Real Madrid estaba dispuesto a ficharlo como un galáctico más y ofreció - lo que ningún club había querido pagar por un futbolista - 100 millones de dólares, los cuales no fueron suficientes para que Totti abandonara a su gran amor. El capitán de la Roma por 20 temporadas, despreció la espectacular oferta y a pesar de estar molesto con su directiva (que llevaba varios años sin cumplir la promesa de armar un cuadro más competitivo), el “Eterno” decidió quedarse para siempre.

Muchos récords y una Copa del Mundo

Con la Roma jamás volvería a conquistar la Serie A, sólo un par de Copas (2007 y 2008) y una Supercopa de Italia (2007), sin embargo, esto no lo detuvo para convertirse en el máximo goleador (307 goles) y él que más partidos tiene jugados con la loba en todas las competencias (783); en la Liga italiana, también es un hito, pues ganó dos veces el premio al mejor jugador del año (2000 y 2003), es quien más tantos ha metido con un solo club en esa liga (250), el segundo mejor anotador (sólo detrás de Silvio Piola quien tiene 274), y el tercero con más encuentros disputados (por debajo de Paolo Maldini y Gianluigi Buffón).

Anuncios

El máximo logro en la carrera de Totti lo consiguió jugando con otra playera, la de la selección italiana, con la que se proclamó campeón del mundo en 2006. Sin embargo, los aficionados a la Roma y al fútbol mundial, siempre lo recordarán con el 10 y el brazalete de capitán sobre la casaca romana, ésa que no pudo abandonar ni siquiera por 100 millones de dólares. #FrancescoTotti #ASRoma #TottixRoma