Una final como les gusta a muchos. Llena de títulos e historia. Dos grandes frente a frente y con dos propuestas bien diferentes. Uno busca seguir encumbrándose como el club más rico y ganador con 12 orejonas, y el otro que intenta reverdecer laureles en el viejo continente, tras varios años extraviado. Por eso, creemos es el partido entre un gigante vigente y otro que se había extraviado hasta 2015.

El cuadro merengue está ante la gran oportunidad de ser el primer equipo desde que se instauró el formato de la Champions League, que repite el título. El último en lograrlo bajo el formato de Copa de Europa fue el #Milan italiano de Arrigo Sacchi, que lo consiguió en las temporadas 1988-89 y en la 89-90.

Anuncios
Anuncios

Ahora voy con lo que yo creo puede suceder, y con argumentos, estando claros en que es sólo mi opinión y que la misma debe ser respetada. Del lado contrario, está el legado de #GianluigiBuffon, quien busca tras una extraordinaria carrera su primer campeonato europeo.

Ventaja histórica

##Madrid parte en inicio con la ventaja histórica. Su paso por las finales de este Torneo ha sido muy positivo. Ha disputado 14 finales, ha ganado 11, las últimas cinco en fila. Las mencionamos, 1998 casualmente a #Juventus, 2000 a Valencia, 2002 a Bayer Leverkusen, 2014 y 2016 al Atlético de Madrid, equipo al que acaba de eliminar por cuarta temporada en fila.

Los únicos clubes capaces de vencer a la entidad merengue en una final de campeones de Europa, fueron el Benfica (Portugal) en la 1961-62 por 5-3 en Amsterdam, Inter de Milan por 3-1 en Austria en la 63-64 y finalmente el Liverpool en la 80-81 por 1-0 en Paris.

Anuncios

Son 36 años desde la última vez que eso ocurrió. Si algo hay que reconocerle al equipo, que hoy dirige #ZinedineZidane, es que sabe jugar y ganar los partidos decisivos, los partidos de la gloria. No importa cuan bien o mal haya jugado en la previa.

Mala racha extendida

A la Juventus le ocurre exactamente lo contrario. 72-73 perdió contra el Ajax de Holanda por 1-0 en Belgrado. Por el mismo marcador ante el Hamburgo de Alemania en la 82-83. En la 84-85 salieron de perdedores venciendo por 1-0 a Liverpool en Bruselas y en la recordada tragedia de Heysel. 11 años después, en la 95-96 se vengaron del Ajax en penales 4-2 y tras igualar 1-1 en los 90 minutos de aquel partido disputado en el Olímpico de Roma.

Pero allí inició la mala racha de la #“VecchiaSignora” en compromisos por el título europeo. Con Borussia Dortmund de Alemania cayeron 3-1 en Múnich un año después, y 12 meses luego 1-0 ante el que será su rival el 3 de Junio en #Cardiff, por 1-0 con aquel gol de Predrag Mijatovic en Amsterdam.

Anuncios

En la 2002-2003 cayeron en Old Trafford ante Milan por 3-2 en los penales, tras el 0-0 del tiempo reglamentario y hace un par de abriles, en la 14-15 por 3-1 ante el Barcelona en el Olìmpico de Berlín. Si, son cuatro finales de Champions perdidas en fila india.

Defensa vs ataque

Analicemos las virtudes y fortalezas de los finalistas. Para mí, Juventus tiene mejor funcionamiento colectivo. Su defensa es infranqueable, permitiendo goles en sólo tres partidos de los 12 disputados hasta la fecha. Olympique Lyon y Sevilla en fase de grupos, y #Monaco en semifinales, han sido los únicos capaces de batir su valla. Es el único conjunto invicto del Torneo. Ganó 9, empató 3, y no perdió hasta ahora. Aunque no anota tantos goles como el Madrid, ha hecho una buena cantidad. 21 para alcanzar un diferencial de más 18. Hoy, son mejor equipo que en la final de 2015. Gonzalo Higuaín, Paulo Dybala, Juan Guillermo Cuadrado, Miralem Pjanic, y sobre todo, #DanniAlves, no estaban en aquel conjunto. Es el tercer año del técnico Massimiliano Allegri. Reconvirtió a Mario Mandzukic. Su defensa sigue siendo sólida, el arco con Gianluigi Buffon ni hablar. Todos atacan y todos defienden. Muy sólido.

Para los de Zidane, la historia es diferente. Es un equipo que juega más improvisado pero que tiene una calidad individual insuperable. El mayor mérito del actual campeón de Europa es que no siempre necesita ser mejor que el rival para superarle. Puede que en pasajes de muchos partidos estén dominados o a merced de un gol del rival, pero siempre encuentran algún resquicio para escaparse y lograr sus objetivos. Tienen sangre ganadora, saben sufrir y sobre todo, juegan bien como nadie el partido decisivo.

Si no es una tarde inspirada de #CristianoRonaldo, es el cabezazo de Sergio Ramos, alguna barrida de Casemiro, algún gol de Isco, o alguna desbandada por izquierda de Marcelo. O hasta algún paradón providencial de Keylor Navas. Así es este Madrid de Zidane. Sin lugar a dudas. Un éxito en medio del caos. Los números de los merengues también son contundentes, aunque se les cayó el invicto. 12 jugados, ocho victorias, tres empates y una derrota. 32 goles a favor (16 en fase de grupos y otros 16 en eliminación directa) y 17 en contra. Defensa que prefiere atacar.

Pronóstico

Sin duda, las condiciones están dadas para que sea un gran partido. Como amante del fútbol solo espero no haya decisiones arbitrales polémicas que empañen el espectáculo, (aún ronda por mi cabeza la nefasta actuación del húngaro #VictorKassai en el Santiago Bernabéu el pasado 18 de abril ante el #BayernMúnich). Cristiano Ronaldo es el factor X, el único de los 22 jugadores en la cancha capaz de ganar un partido él solo, aún cuando, ojo, no lo hizo ni en 2014 ni en 2016. Creo será un partido de pocos goles.

Si Juventus, anota primero será muy difícil para Madrid pues es un equipo que deja espacios y los italianos han demostrado también ser muy buenos en la contra. Pero el favorito, es el Madrid, porque como ya dije, siempre ejecutan a la perfección los partidos que dan la gloria. Nos volvemos a leer en los días previos a la final de #Cardiff.