Ya no es sorpresa ver a Tigres en una final del fútbol mexicano, lo que sí es ver de regreso a #Chivas en esta instancia, porque es la primera vez que ambos se miden en la última fase de un torneo de liga, la cual despierta gran expectativa por lo que han venido haciendo, dentro y fuera de las canchas.

Van por la duodécima

Chivas quiere alcanzar a América en títulos. Si ganan esta final, representaría su duodécima estrella, y tiene los factores a su favor para hacerlo: cierran en casa y llegan motivados tras haber levantado la Copa MX, en este mismo torneo.

Lo que ha ayudado a los rojiblancos estar en esta fase, ha sido la posición de tabla.

Anuncios
Anuncios

En los cuartos de final, ante Atlas, empataron 1-1 y por haber terminado en tercer lugar, eso les dio el pase a las semifinales. Ahí enfrentaron a Toluca y tras un marcador 2-2, los de Guadalajara lograron estar en la Gran Final, donde enfrentarán a Tigres.

Quieren el bicampeonato

Por otro lado, los Tigres también llegan motivados. Están cerca de convertirse en el tercer equipo en ser bicampeones en los torneos cortos de la Liga MX y se vuelve a enfrentar a uno de los cuatro grandes del fútbol mexicano, ya enfrentó a Pumas y el torneo pasado a América, a ambos les ganó y levantó el título.

Y lo mejor para los regios, es que en esta fase de Liguilla sólo han recibido un gol, y fue el único tanto que anotó Monterrey en el encuentro de ida de los cuartos de final. Si los dirigidos por Ricardo Ferretti logran su sexta estrella, se ubicarán como el sexto equipo con más títulos e igualará a Pachuca, esto ya los pone como uno de los más importantes en el fútbol nacional.

Anuncios

Sus dos finales en seis meses

Los dos jugarán su segunda final en este 2017. Tigres quiere la revancha, ya que en la final de la Liga de Campeones de Concacaf, cayó 2-2 y dejó ir la oportunidad de disputar el Mundial de Clubes. Por otro lado, Chivas se enfrentó a Morelia en la final de la Copa MX de este Clausura 2017, la cual ganó en penales (3-1).

El dinero está en juego

Los de la Universidad Autónoma de Nuevo León, son la plantilla más cara del fútbol mexicano, según el portal Transfermarkt tienen un valor en el mercado de 63.5 millones de dólares, siendo Gignac el de la nómina más cara, 7.8 MDD. El Rebaño ocupa el tercer lugar, 42.5 MDD, teniendo a Rodolfo Pizarro como el jugador más cotizado con un valor de 5.6 MDD.

Si sumamos el valor de las dos escuadras, da un total de 106 MDD, un poco más de lo que vale el Sampdoria de la Serie A (102.7 MDD), pero han demostrado que el dinero que se ha invertido en cada jugador ha valido la pena, uno para el espectáculo y dos para ser los mejores de este certamen, aunque sólo uno lo logrará pero eso lo sabremos el jueves y domingo que se jugarán las finales. #LigaMx