La noche del sábado 6 de mayo de 2017 fue esperada durante muchos años por los amantes del boxeo, esto debido a que por fin se habían llegado a las condiciones ideales para que se enfrentaran Saúl “canelo” Álvarez, y el hijo de la leyenda, Julio César Chávez Jr., sin embargo, pocos esperaban lo que sucedió durante los 12 rounds, ya que el Junior, no estuvo cerca, en ningún momento de obtener el triunfo de la pelea.

Saúl empezó dominando, desde el round 1, y parecía que sería una pelea interesante, considerando las fortalezas de ambos boxeadores, los primeros round fueron de mucho análisis, con un #Canelo más ofensivo, pero un tanto reservado, pero fue muy obvio, como a partir del cuarto, la esquina del boxeador tapatío, se había dado cuenta que el hijo mayor de la leyenda, Julio Cesar Chávez, no estaba buscando el intercambio de golpes, quería ganar por puntos los rounds, a lo que la indicación desde la esquina fue muy clara, se le pidió a Saúl Álvarez que buscara los impactos de poder.

Anuncios
Anuncios

Muchas personas predecían que no sería una buena pelea, en base a otros aspectos, sin embargo, ni los más grandes expertos del boxeo, se hubieran atrevido a anticipar, que la pelea sería un total fiasco, en base a la pésima estrategia de la esquina de Chávez jr., ya que no se necesita ser un experto en boxeo para saber que un boxeador con buena quijada, y una pegada brutal, además de velocidad y estatura, tiene, sí o sí, que buscar el intercambio de golpes a la distancia, y sobre todo considerando que el canelo es casi 10 cm más corto de estatura que el junior.

Se debe reconocer que el físico de Chávez Jr. era impecable, y también se le vio con buena condición física, sin embargo, aunque, al parecer, su preparación a nivel personal, había sido buena, la preparación por parte de la esquina fue un asco, con una estrategia que será cuestionada por propios y extraños por muchos años, ya que el único de los atributos del junior que se pudo observar durante el pleito del sábado, fue su buena quijada, fuera de eso, parecía un delo de un boxeador contra un costal de papas.

Anuncios

Lo único que quedó claro es que sea como sea, durante el tiempo de Chávez Jr., con Freddie Roach como su entrenador, se dice que no le daba la atención necesaria, también se dice que le daba demasiadas libertades, sin embargo, lo único que jamás se dijo, fue que su estrategia fuera mala, y mucho menos que saliera el propio boxeador a cuestionar la estrategia para la pelea, como lo hizo con Beristaín en la conferencia de prensa después del encuentro.

Por su parte, el canelo tendrá que seguirse preparando, ya que poco después de la pelea, se anunció que se enfrentara, como es lógico, a Genaddy Golovkin, esto debido, a que se le han terminado los rivales en la división, ya que quieran o no aceptarlo, los detractores del canelo, entre ellos su servidor, ha dominado la división durante ya algunos años, y se ha enfrentado contra los malos, los medianos y los buenos derrotando a todos menos uno, o como dicen de manera coloquial en algunas televisoras, se le terminaron los bultos, y es hora de que se mida con los buenos, ya que guste o no el comentario, Canelo es un boxeador que ha marcado esta última época, como el mejor boxeador mexicano del momento, ganando claramente la mayoría de sus peleas.

Anuncios

#ChávezJr #TeHaceFaltaVerMasBax