El triunfo del pasado domingo de los Celtics ante los Wizards de Washington, por 123-111, fue una muestra más del corazón enorme que ha caracterizado a la pequeña figura de Boston, Isaiah Thomas, y a su propio equipo, pues después de arrancar dormidos el juego e ir perdiendo 0-16, Thomas metió tres triples y revivió a su equipo para que - al final - terminaran imponiéndose, en el primer juego de la semifinal de la Conferencia del Este [VIDEO].

Esta victoria representó la quinta consecutiva para los de Boston en estos playoffs, tras arrancar distraídos su primera serie ante los Bulls de Chicago, ante los que perdieron los dos primeros juegos de en la primera ronda, para después imponerse en los siguientes cuatro y eliminar a los cornudos.

Anuncios
Anuncios

Justo un día antes de arrancar la postemporada

Y es que justo un día antes de que arrancaran los playoffs para la quinteta de Boston, tras la última práctica del sábado 15 de abril, Isaiah recibió una devastadora noticia. Thomas estaba concediendo una entrevista, cuando su compañero en los Celtics y amigo, desde la infancia Avery Bradley, se acercó y lo apartó, para informarle que su hermana de 22 años de edad, Chyna, había fallecido en un accidente automovilístico.

A pesar de quedar devastado por esta noticia, y a que su coach Brad Stevens, le dio la opción de que no jugara el primer duelo ante los Bulls, para que se trasladara a Tacoma, Washington, a apoyar a su familia, Thomas optó por quedarse y anotó 33 puntos y - aunque al final terminaron perdiendo - el movedor de bola del equipo verde se probó así mismo y a sus compañeros, el nivel de compromiso que tiene como profesional, ese que ha llevado a su quinteta a levantarse de la desventaja de dos juegos en la serie contra Chicago y del déficit de 16 puntos ante los Wizards.

Anuncios

Al funeral y de regreso a las duelas

Previo al duelo del domingo y tras eliminar a los Bulls el viernes, Isaiah viajó a Washington, para estar presente en el funeral de su hermana, el sábado pasado y en él pronunció unas palabras por demás conmovedoras con las que expresó lo que ha vivido en estas dos últimas semanas:

“Cuando me enteré de la noticia - de la muerte de Chyna - me quería rendir y renunciar, pero luego me di cuenta de que bajar los brazos no era una opción, que esa sería la salida "fácil”, reconoció el pequeño basquetbolista de 1.79 metros de estatura.

Y es que a dos semanas de la tragedia que cimbró a la familia de Thomas y el seno de los mismos Celtics, pareciera que Isaiah ha concentrado toda su energía para impulsar a su equipo a llegar a los más alto en estos playoffs, y es que tras arribar el domingo a Boston a las cuatro de la mañana, unas horas después la figura de los verdes se despachó con 33 unidades y nueve asistencias ante Washington (con todo y haber perdido un diente debido a un choque con un rival), dejando en claro que su corazón y su concentración están hoy - más que nunca - dispuestos en brindarle un título a la memoria de su hermana.

Anuncios

El segundo de la serie ante los Wizards es este martes, y promediando 24.42 puntos y 6.14 asistencias en estos playoffs, Isaiah Thomas tendrá los ojos del medio entero de la NBA sobre él, situación que parece no incomodarlo en absoluto, al contrario, su motivación parece ser a prueba de cualquier dificultad. #BostonCeltics #IsaiahThomas #PlayoffsNBA