Los Capitals ganan con la línea de Burakovsky, Backstrom y Oshie

Los Washington Capitals pusieron un alto a sus viejos fantasmas de playoffs, con un juego enorme de visitante en Pittsburgh. Los Caps se dieron la oportunidad de jugar un partido 7 en casa y poner un alto a sus eternas eliminaciones en playoffs tras grandes campañas. Gran parte del éxito del equipo se debe a que por fin han podido reflejar en el marcador, la enorme cantidad de disparos, especialmente en los tres últimos partidos.

Barry Trotz, además ha podido colocar a Alexander Ovechkin en la tercera línea e insertar a Burakovsky junto a Backstrom y Oshie en la primera línea.

Anuncios
Anuncios

Al alero izquierdo Andre Burakovsky ha sido la clave en los dos últimos juegos ( 3 goles y una asistencia). Alex Ovechkin no había sido clave en la serie ni en el power play que había sido su especialidad. Burakovsky junto al centro veterano Bakstrom y el alero ex Blue Ohsie, ha podido ser una amenaza por todos lados de la zona defensiva contraria. Esos son los ajustes de un head coach a mitad de una serie donde incluso estabas a bajo 3-1 y con la soga al cuello.

Los Caps comenzaron mejor el primer periodo con más tiros y el gol en power play de T.J. Oshie. Una jugada de poder de libro de texto. Pases rápidos y de primera de Backstrom a Kuznetsov que estaba junto al trapecio. El ruso dio el pase clave al borde del slot medio y Oshie definió con un slip shot con un rodilla en el hielo. Braden Holtby tuvo 16 salvadas y ha sido ese portero seguro y no el que fue sustituido más temprano en la serie.

Anuncios

Goles de Backstrom y Burakovsky en robos de puck

Los Caps comenzaron el segundo periodo con mejores shifts y atacando con cuerpos la zona enfrente del goalie Penguin, Marc-Andre Fleury. Burakovsky le robó el puck a Hainsey en su zona y de allí surgió el 2do gol en el el 2do periodo. Un 2 vs 1 fácil con Oshie, que Burakovsky pudo definir pegado a Fleury. Una jugada de riñones del alero izquierdo que fue el mejor del juego para los visitantes.

Washington se vio como ese equipo que lideró la Conferencia Este y toda la #NHL en puntos en la temporada regular. El tercer periodo comenzó con un robo de puck de Nicklas Backstrom en la neutral zone. De allí Nicklas se fue sólo y a pesar de la marca, pudo retrasar su slip shot para que Fleury saliera del crease y cediera su palo lejano. Ese retraso en el tiro le permitió ver el palo lejano y ángulo descubiertos para el gol pegado al vértice de la portería. Un golazo por la paciencia en el tiro y por donde puso Backstrom el puck.

El defensa John Carlson metió el 4-0 en un power play y con eso encaminó la victoria.

Anuncios

Salvo un gol en la serie, Nick Bonino no ha sido tan clave con los Pens contra los Capitals como en la serie de playoffs del año pasado. La línea HBK (Hagelin, Bonino y Kessel) no pudo ser efectiva como el año pasado.

Además de todo se ha visto a un letárgico Sidney Crosby desde la conmoción sufrida hace unos partidos. El capitán no ha podido ser ese jugador todo terreno como en los playoffs. En defensa el equipo se había beneficiado de bloquear disparos y tener un a Fleury tremendo para evitar las derrotas. Además de eso, el pragmatismo de aprovechar los power play y los odd man rushes con los tremendos centros como Crosby y Malkin. Los Capitals han sido el mejor equipo en las estadísticas y por fin lo han reflejado en la pista de hielo.

Washington tiene la oportunidad en casa de poner fin al dominio de los Penguins. Además en la línea está tal vez, la última oportunidad de este grupo de poder intentar ganar una Copa Stanley. Muchos de sus jugadores clave serán agentes libres. Los Nashville Predators esperaran al favorito para ganar la Copa Stanley. Sean los Penguins o los #Washington Capitals, el juego 7 será algo que defina para siempre la historia de la franquicia de la capital en el hockey sobre hielo. #Andre Burakovsky