Que juegan sin ganas o que no mojan la camiseta, fueron las críticas más suaves en contra de los jugadores de Inter de Milán que se escucharon el domingo en el estadio San Siro durante el choque ante Sassuolo por la jornada 36 de la Serie A del Calcio Italiano.

El equipo neroazurro, que el pasado 9 de mayo se quedó sin director técnico luego de que la dirigencia del equipo interista decidiera poner fin al contrato de Stefano Pioli, fue drigidio por el entrenador de la categoría Primavera (sub19), Stefano Vecchi.

Desde el pitazo inicial se podían escuchar los abucheos por parte de la hinchada a los jugadores, pero el momento más crítico se vivió a los 23 minutos de compromiso cuando en el sector norte de la barra, los hinchas colgaron un lienzo que decía: "Debido a que no valoran nuestro apoyo, hoy los saludamos y nos vamos a comer".

Pero esa no fue la única crítica de la "curva nord" del inter, pues para este compromiso en lugar de hacer un gran lienzo para alentar al equipo decidieron desplegar un género blanco sin nada dibujado pero con la frase "Stagione 2016- 2017: Stendiamo un velo pietoso", haciendo referencia en que la hinchada ya no tiene nada más que decir, excepto extender un velo tupido.

Anuncios
Anuncios

La búsqueda de un nuevo DT

Tras las salida de Pioli, la dirigencia negriazul se puso de cabeza a buscar un nuevo técnico. La primera opción que tendrían en mente sería la contratación de Antonio Conte, pero debido al reciente título de Premier League que obtuvo con el Chelsea, su llegada sería casi imposible.

Como siempre otro nombre que la junta directiva tiene en mente es el de Diego Simeone, quien en más de una oportunidad ha manifestado su deseo de dirigir al equipo en el que brilló a finales de los noventa. Pero hace pocos días el "cholo" confirmó que continuará en el equipo colchonero.

Una de las últimas alternativas que suena con fuerza es la llegada de Mauricio Pochettino, quien peleó hasta el final el título de la Premier junto al Tottenham [VIDEO].

Anuncios

Eso sí el argentino tiene una claúsula de salida de 5 millones de euros. Cifra que los de Milán estarían dispuestos a pagar, además de un contrato de 10 millones de euros anuales.

Pepe, la nueva contratación

Ya es un hecho que el jugador portugués no continuará en las filas del Real Madrid y diversos medios italianos aseguran que el luso tendría todo listo para vestir la camiseta neroazzurra por las próximas temporadas.

Incluso tendría las cifras económicas acordadas y ganaría alrededor de 4 millones de euros al mes, más un bonus por cada una de ellas. #Futbol #Real Madrid