Se irá, pero al mismo tiempo permanecerá allí aunque desde otra ubicación. Luis Enrique seguirá observando al Barcelona en la próxima temporada, pero ya no desde una posición de autoridad, sino como un aficionado más.

Este domingo ante Eibar y por la última fecha de La Liga, el entrenador dirigirá su último partido junto al equipo culé en el Camp Nou. Sin embargo, prefirió no hablar sobre despedidas ya que la próxima temporada estará en la tribuna “junto a los demás culés” según manifestó en conferencia de prensa. En ese sentido, admitió que significará sólo un “hasta pronto”. Además, expresó su cariño y agradecimiento hacia el Barça, al cual intentó “devolver la confianza” con su trabajo y dedicación.

Anuncios
Anuncios

Dada la ocasión, el club preparó un homenaje especial: antes del encuentro se desplegará un mosaico en la tribuna lateral del estadio.

En cuanto a lo futbolístico, Barcelona no depende de sí mismo para conseguir el título debido a que suma 87 puntos y se ubica a tres del líder, Real Madrid. La ecuación es simple: ganar y esperar a que su clásico rival pierda ante Málaga en condición de visitante.

El técnico sabe que será un compromiso “complicado” porque el conjunto vasco buscará “firmar su mejor temporada” en la máxima categoría del fútbol español. Por ello, cree que “presionará” en la salida de la pelota. De todas formas, confía en que puedan lograr los tres puntos.

Luis Enrique tendrá un compromiso más, y muy importante.

Anuncios

La final de la Copa del Rey el sábado 27 de mayo ante Alavés en el estadio Vicente Calderón. Una oportunidad única para culminar su paso por la institución blaugrana a lo grande. Y luego, a guardar la pizarra después de tres temporadas al frente del primer equipo. Un descanso esperado, la razón por la cual decidió cerrar una etapa en la que, por el momento, consiguió ocho títulos (dos Ligas, dos Copas del Rey, una Champions League, un Mundial de Clubes, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España).

La puesta a punto para la jornada final

Javier Mascherano es duda. El argentino continúa recuperándose de una lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha, por lo que el sábado se entrenó de manera diferenciada.

Por otra parte, el técnico no podrá contar los lesionados Aleix Vidal, Jérémy Mathieu y Rafinha Alcántara.

En la práctica se destacó la presencia del defensor brasileño Marlon Santos, quien jugó como titular en el último partido contra Las Palmas ante las ausencias de Mascherano y Gerard Piqué. #RealMadrid #LaLiga #FC Barcelona