En Alemania, el Bayern Múnich, en Inglaterra, el Chelsea; en ese orden, fue como nos fuimos enterando de quiénes eran los campeones de cada una de las tres mejores ligas del mundo, el primero fue el Bayern, que si bien, matemáticamente no es campeón aún, tendría, literalmente, que perder todos sus juegos para que el Liepzing le arrebatara el título y, por lo mismo, conocemos desde hace un par de semanas quién sería el campeón en la Bundesliga. Mientras que apenas la semana pasada, el Chelsea venció al West Bronwich Albion, para proclamarse campeón de la Premiere, por lo que esta semana es turno de saber quién será el nuevo campeón en España.

El Real Madrid y el Barcelona, han batallado sin dar tregua, por conseguir el tan anhelado título de campeón en La Liga, sin embargo, solo uno de ellos se podría proclamar campeón, en una liga que ha llamado la atención de todos, ya que, a mediados de temporada, parecía una locura que el Barça fuese a alcanzar al Madrid, que le llevaba 12 puntos de diferencia.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, los merengues cayeron en un fuerte bache que los llevó, por las últimas tres semanas, a ponerse por debajo del conjunto catalán, con una salvedad, tenían un juego pendiente.

Y es que, hay que mencionar, que hasta en ese aspecto, el Real Madrid tuvo bastante suerte, ya que se antoja poco probable que hubieran podido mantener el nivel que muestran hoy en día, si sus duelos se hubieran jugado en las fechas iniciales de los cotejos, considerando que los pendientes fueron contra Valencia y Celta de Vigo, dos conjuntos fuertes en serio, y se hubieran enfrentado al Madrid en su peor momento de la temporada.

Pero en este caso, él hubiera no existe, y al pobre Celta, le tocó enfrentar a un Real Madrid inspirado con un Cristiano Ronaldo implacable que salió a destrozar, y como sabemos, cuando #CR7 sale a destrozar no hay defensa en el mundo que lo pueda detener.

Anuncios

Todo empezó cuando con tan sólo 9 minutos de tiempo corrido, el príncipe lusitano adelantó a los merengues con un potente disparo de zurda, que no sólo disparó entre las piernas del rival, sino que lo clavó al ángulo, regalándonos, sin duda, uno de los mejores tantos del año.

El Madrid intentó pero el Celta pudo aguantar los embites madridistas durante el primer tiempo, incluso generando algunas oportunidades por conducto de Iago Aspas, pero apenas iniciado el segundo tiempo, el mismo CR7, pondría el segundo tanto para los merengues, definiendo, nuevamente de zurda, una gran jugada de penetración por parte del Madrid, ante la salida del arquero Sergio, quien, por su parte, detuvo varias claras para el Madrid, lo que funcionó hasta cierto punto, ya que Guidetti hizo el descuento para los de Vigo, al 67. Sin embargo, tan solo 2 minutos después, Karim Benzema pondría el 3-1 en un implacable cabezazo, y por último Tony Kroos pondría el 4-1 en una diagonal controlada que definió con precisión alemana, el jugador teutón, para dar el tiro de gracia a los gallegos que con esto se despiden de toda posibilidad de competencias europeas.

Anuncios

Por su parte, el arbitraje dio de qué hablar, ya que al minuto 60 de tiempo corrido, Iago Aspas salió expulsado por segunda amarilla después de lo que parecía un claro penal de Sergio Ramos en su contra, a lo que el colegiado, no solamente no marcó el penal, sino que interpretó que Aspas había intentado engañar, y considerando que ya estaba amonestado, sacó la segunda amarilla, llamando al reclamo del público presente e, indiscutiblemente, esta expulsión facilitó mucho las cosas para los de Zizu.

Con este resultado, el Madrid acaricia el trofeo de campeón y aleja, poco a poco, el sueño catalán de repetir el campeonato, ya que si el Barça quiere vencer, necesitaría ganar y que el Madrid perdiera, mientras que, para los merengues, ganar, empatar, o una derrota del Barça, los volvería en automático campeones de La Liga. #RealMadrid #LaLiga