Ángel Di María y Javier Pastore están teniendo problemas con la ley. Este martes la Unidad de la Policía Nacional contra la corrupción y las infracciones financieras ( OCLCIFF), en el marco de una investigación de desviación de fondos a paraísos fiscales, registró la sede del París Saint Germain que se encuentra en el estadio Parque de los Príncipes y las casas de los jugadores del PSG Ángel Di María y Javier Pastore.

Según informó el sitio web del periódico El Mundo, ambos jugadores de la selección argentina estarían involucrados en los denominados papeles de Football Leaks, en los que Di María habría enviado a Panamá más de 5,1 millones de euros a una cuenta suiza

La operación la hizo a través de Holanda y su compañía con dirección en Panamá Sunpex.

Anuncios
Anuncios

Mientras que Pastore utilizó el mismo mecanismo para resguardar más cerca de 1,9 millones de euros. Además la policía gala estaría también está siguiendo de cerca del también futbolista argentino, Emiliamo Sala, quien milita en el Nantes.

Estos hechos salpican al PSG, porque las últimas indagaciones revelaron que el club parisino estaba al tanto de estas triquiñuelas financieras y que incluso se habrían llevado una cifra - aún desconcida - de los contratos publicitarios de los jugadores de su club. #Futbol #Europa