La debacle de Houston en el juego 6 de la semifinal indicaba que la final de conferencia estaba lista. Incluyendo a los dos mejores récords de la temporada regular y las últimas dos franquicias en representar al oeste en las finales, San Antonio y Golden State disputarán el boleto al campeonato.

Para San Antonio, ha sido complicado el camino, en la primera ronda lidiaron con Memphis, su fisicalidad extendió la serie a seis partidos, que incluyó una derrota en tiempo extra. Siendo un equipo que históricamente ha incomodado a los #Spurs, volverían a cumplir con esa premisa, atacando la pintura continuamente y defendiendo con una marca atosigante.

Anuncios
Anuncios

Quien cumplió y salvó a los tejanos, sería el MVP de las finales del 2014, Kawhi Leonard, que promedió 31.2 puntos por partido y sería imposible de descifrar para la defensiva de los Grizzlies.

Con la victoria en Memphis, vendría el duelo tejano ante Houston en la semifinal de conferencia. La explosiva ofensiva de los Rockets pondría en evidencia la diferencia de velocidad entre las escuadras y pondría a los veteranos contra las cuerdas. La serie no se volvería más fácil para los Spurs, que perderían a Tony Parker el resto de la postemporada y a Kawhi Leonard para el último juego de la serie.

Aún con las lesiones y la diferencia en estilos de juego, San Antonio confió en su estilo de juego, el trabajo de sus postes y una rotación muy amplia en la banca. Logrando una agónica victoria en tiempo extra con una tapa del veterano Manu Ginobili en el juego 5, llegarían a Houston a cerrar la serie contra unos Rockets que se les había acabado el gas.

Para los actuales campeones de la conferencia oeste, la realidad ha sido muy diferente que la de San Antonio.

Anuncios

Los #Warriors llevan paso perfecto, dejando como víctimas a Portland en la primera ronda y después a Utah en la semifinal.

Golden State empezaría los playoffs con preocupación por la lesión de Kevin Durant y su recuperación. Para el final del partido inicial, toda duda se había esfumado y parecía que la letal maquinaría que los había hechos campeones, estaba de vuelta. La serie tan solo duró cuatro partidos en los que Portland fue superado en todos los aspectos. [VIDEO]

La semifinal representaría más reto para Steph Curry y compañía, pero no lo suficiente para hacerlos perder un juego. La serie sería dominada por la ofensiva de los MVPs Curry y Durant, además de una completa actuación de Draymond Green, el polémico jugador. Golden State logró promediar 111 puntos por partido y mantener a Utah tan solo a 96, el Jazz simplemente no pudo mantener el ritmo que imponían los Warriors.

La clave para los Warriors

Esta temporada Golden State perdió dos juegos ante San Antonio, incluyendo el debut de Kevin Durant en Oakland.

Anuncios

Pero los siguientes partidos favorecen a los californianos, pues enfrentarán a los Spurs después de 6 días de descanso y con 4 partidos menos. Definitivamente llegan como el equipo más descansado, además, van a enfrentar a un equipo sin Tony Parker y con Kawhi Leonard lesionado.

Otra ventaja que pueden aprovechar los Warriors, es el plano de la victoria en el juego 1 de Houston en San Antonio. En ese juego, los Spurs batallaron contra la velocidad y el tiro de media y larga distancia, si existe algún equipo que pueda ser más asertivo tirando que los Rockets, es Golden State. En ese mismo plan, Green deberá jugar el mismo papel que Nené hizo, incomodar en la pintura, retando tanto a Gasol como a Aldridge.

Las estrellas de los Warriors en el papel no tienen rival que los vaya a detener, pero también parecía seguro el campeonato cuando iban arriba 3 a 1 en la final. El subestimar a los veteranos Spurs podría costarles la serie. Golden State debe imponer su estilo desde el juego 1 para seguir con su paso inigualable.

La clave para los Spurs

San Antonio ha estado superando las expectativas en la postemporada. Han demostrado que son un equipo capaz de ganar partidos de eliminación en la duela rival (tanto a Houston como a Memphis, los eliminaron jugando de visita) y que también pueden ser competitivos aún sin Kawhi Leonard.

La inclusión de todos los jugadores y la profundidad de la banca serán el factor que podría llevar a San Antonio a las finales. Desde la lesión de Tony Parker, el coach Popovich ajustó al equipo y apostó dándole minutos importantes a jugadores con poca experiencia en playoffs, todos respondieron. En esta serie no será la excepción, la banca será el factor que puede aprovechar la ausencia de los jugadores estrella de los Warriors..

A pesar de haber jugado series complicadas, para San Antonio llega el reto más grande de la temporada, mismo que solo ganará teniendo el mejor desempeño de cada uno de sus jugadores. Aunque suene utópico, esa parece ser la única opción para ver otra final que incluya a los tejanos. #NBA