Los felinos no tuvieron piedad y apalearon 4-1 a los Rayados de Monterrey, su rival de ciudad, en le clásico regiomontano para colocar a los #Tigres muy cerca de las semifinales del Torneo Clausura 2017.

Se medían por quinta vez en una fase final, donde en todas las series ha salido vencedor Monterrey. Tigres venía de menos a mas, con juego vertiginoso y ofensivo. Los dirigidos por Ricardo Ferretti empezaron con la posesión de la pelota a generar jugadas hacia el frente. No obstante, Rayados salió precavido para acomodar a sus hombres línea por línea.

Fue hasta el minuto 20’ que se rompió el cero en el Estadio Universitario de Nuevo León. Javier Aquino realiza una jugada en la banda derecha, centro que rechazó Hugo González, pero el guardameta envió el esférico al delantero Andre-Pierre Gignac, quien estaba atento, sólo empujó el balón hacia la portería para poner en ventaja a Tigres.

Anuncios
Anuncios

Tigres continuaba con la iniciativa tras estar arriba en el partido, donde buscaba más el arco rival y con un juego colectivo, el peligro era mas latente. Antes de culminar el primer tiempo, los locales ampliaron las acciones por conducto de Jesús Dueñas, donde un descuido de la zaga de Monterrey, remató frente a portería y concretaba la segunda anotación.

La segunda mitad no cambiaba la situación. Tigres con el dominio del juego hacía de todo en la cancha; Antonio Mohamed realizó algunos movimientos en defensa y ataque, pero no había reacción por parte de sus pupilos.

Andre Pierre Gignac volvió a mostrar garra, ya que al 68’ hizo el segundo de su cuenta y tercero para Tigres, tras recibir un centro de Ismael Sosa y aprovechar otra mala salida de Monterrey y decretar la goleada felina.

Rayados sin idea, ni fútbol.

Anuncios

Los jugadores no sabían lo que ocurría. Mohamed decidió meter a Aldo De Nigris para tirar todas sus cartas al ataque, pero tampoco dio frutos. Minutos después el delantero fue expulsado después de propinar un manotazo al arquero Nahuel Guzmán; este último exageró en la caía y provocó la tarjeta roja al jugador contrario.

El partido entraba en la recta final y mediante un tiro de esquina, el joven Cesar Montes de tijera, le daba vida a Rayados. Pero un minuto después, la defensa volvió a fallar una vez más. Un descuido permitió que Jesús Dueñas realizara una acción individual y con pierna zurda, mandó un tiro que terminó al fondo de las redes, para tener el marcador final 4-1 para los Tigres sobre Rayados.

El partido de vuelta se disputará el próximo sábado 13 de mayo a las 19:00 horas en el Estadio Bancomer, casa de los Rayados, donde Monterrey deberá ganar por tres goles de diferencia para acceder a las semifinales de la Liga MX.