Luego de celebrar con sus compañeros el pase a la final de la #Champions League, #Tomás Rincón se puso serio. Dejando el festejo de lado, cogió una bandera de #Venezuela, su país natal, y saltó al terreno de juego. Se paró frente a las cámaras, y a sabiendas de que el mundo lo estaba observando, volteó el lábaro patrio en señal de reproche.

Dicha imagen le dio la vuelta al mundo: tuvo 137,125 me gustas y más de 5.000 comentarios en su cuenta de Instagram, donde se mostraban opiniones divididas hacia la medida tomada por el también capitán de "La Vinotinto".

"Respeta ese símbolo patrio. Por eso ni te ponen a jugar. Solo unos minutos pobres allí. Mal parido, lacra. No sirves, Sucio", o " De ser mi ídolo y promover mi fanatismo, pasas a ser delante de mi una basura, después de aprovecharte de este país que te dio las bases para tu profesión vienes a tratar de humillarlo, pues sólo te humillas tú.. Ojalá y no te den ni un minuto y siempre seas banca de los grandes como Pjanic, Benatia y compañía...", se podía leer entre las opiniones negativas.

Anuncios
Anuncios

Mientras que por otra parte, había quien alababa la acción:

"Izar la bandera al revés es un símbolo internacional de petición de auxilio. Empleado por barcos en momentos de amotinamiento o secuestro, o para indicar que necesitan ayuda. El capitán vinotinto @tomasrincon8 vivió el martes en Juventus Stadium uno de los mejores momentos de su carrera: clasificar con @juventus a la final de la Champions. En el marco de la celebración Rincón mostró su apoyo a Venezuela, en un escenario inmejorable, con las cámaras del mundo mirando. Llegar al lugar en donde está Rincón es un privilegio de pocos: tienes que sacrificar mucho, mostrar talento, disciplina y sobre todo resistencia. Gracias General por pedir ayuda para tu país!", comentó la periodista deportiva Carolina Padrón.

El mediocampista no está al mando de un ejército, pero es conocido como "El General" debido a su gran seguridad y carácter.

Anuncios

Así pues, haciendo alusión a su apodo, decidió pedir ayuda para su nación, pronunciándose en contra de la represión que los órganos de seguridad han tomado en contra de los manifestantes, que protestan en contra del gobierno nacional de Venezuela.

Los Inicios

Con su traspaso a la Juventus, Tomás Rincón se convirtió en el primer venezolano en jugar en un equipo de la élite europea. "Estoy muy orgulloso de este gran paso en mi carrera. También sé que esto que estoy viviendo es seguramente un gran logro para nuestro fútbol", comentó el originario de San Cristóbal cuando llego a Turín.

Nacido el 13 de enero de 1988, inició su carrera con el segundo equipo del Unión Atlético Maracaibo y debutó profesionalmente en 2007 con el Zamora F.C., siendo también convocado a la selección nacional ese año para disputar el Sudamericano Sub-20 2007, llevado a cabo en Paraguay.

En 2008 pasó al Táchira F.C., pero sólo estuvo seis meses con ese club, pues llamó la atención del Hamburgo S.V. de la Bundesliga alemana, que lo fichó por cuatro años y medio.

Anuncios

Sus actuaciones no pasaron desapercibidas para el mundo y Rincón se empezó a ganar el respeto local, debido a su capacidad como mediocampista de recuperación y aptitud para organizar el juego de su equipo.

Dicho desempeño le valió ser convocado a la selección nacional absoluta, con la cual debutó en febrero de 2008 y de la que actualmente es capitán.

"Nos falta seguir creciendo, los demás equipos también crecen y tienen a sus jugadores en el más alto nivel. Debemos seguir apuntando en alto y creer que tenemos una fortaleza que va más allá del talento y es la unión que tiene ese equipo y la identificación que tiene el país con la selección. Eso nos da un impulso extra que debemos exprimir"

En 2014, Rincón fue traspasado al Genoa de la Serie A, donde también se volvió titular indiscutible gracias a su fuerza, energía, buen toque y resistencia.

Finalmente, el 3 de enero de 2017, "El General" fue presentado con la Juventus de Turín, club que lo contrató por 8 millones de euros y con el que firmó hasta 2020.

"El jugador venezolano debe seguir trabajando y mantener la creencia de que podemos llegar a equipos élite. Tenemos muchos jugadores que no deben envidiarle nada a ningún futbolista de otra selección"

Cuando los sueños se hacen realidad

Pese a que no ha tenido tanta actividad, Tomás ya hizo historia al ser el primer jugador venezolano en unos cuartos y unas semifinales de la Champions.

"Quisiera enviar un mensaje a mi país, decirle a todos los niños soñadores que nada es imposible, que los sueños están para convertirlos en objetivos y después en realidad. Estoy muy orgulloso de ser venezolano. Trabajaré siempre por llevar el nombre de mi país en alto y espero que a partir de hoy, la Juventus tenga 30 millones de seguidores más", dijo Rincón al momento de ser presentado con su nuevo club, y llevado por la emoción, subió la noticia a su Instagram con un mensaje muy claro: "Cuando los sueños se hacen realidad".

El 3 de junio se sabrá si se convierte en el primer futbolista de su nacionalidad, en disputar una final del Torneo de Clubes más importante del planeta.

Por lo mientras, Rincón aprovecha las redes sociales para mostrar su descontento con la situación actual que se vive en Venezuela. El 24 de abril posó con una camiseta que decía: "No más represión. Esperanza y fe", mientras mandaba un mensaje de solidaridad hacia su pueblo: "Mis condolencias a las familias que han perdido algún ser querido a manos de la violencia e intolerancia. Mi respeto y admiración a los verdaderos héroes de esta historia: el pueblo. Hago un llamado a la "No Represión", en nuestras calles se encuentran abuelos, padres y jóvenes que alzan su voz con la necesidad de ser escuchados, y no podemos ser indiferentes ante este llamado. No podemos sembrar más odio en nuestros corazones, encendamos esa luz interna que tenemos, esa luz colectiva que nos permitirá reconstruir nuestra nación. Por último quiero decirle a todos los venezolanos que estoy Presente, me pongo a disposición en lo que esté a mi alcance para ser un impulsor en el renacer de mi país. Te amo Venezuela."

Así es Tomás Rincón. El joven de 29 años que dejó la alegría y la euforia de pasar a una final para apoyar a su país en los momentos difíciles. Y que aún en la élite del futbol, sigue sin olvidar su lugar de origen. Siempre orgulloso de sus raíces.