Hay que ser muy claros en el análisis, no hay sorpresa alguna en la conferencia del Oeste de la NBA, Golden State fue amplio dominador durante toda la temporada, por lo que, no debería sorprender a nadie, lo dominante que fue el equipo californiano dominara, de tan brutal forma, los playoffs de la conferencia oeste del basquetbol profesional.

Tampoco debió sorprender a nadie que, Stephen Curry y Kevin Durant fueran los mejores jugadores de la serie, considerando que se está hablando de dos MVP, e indudablemente, dos de los mejores jugadores de la NBA, quienes juntaron 65 puntos en el último juego, además de que, mientras Stephen Curry fue el líder en anotaciones para los Warriors, Kevin Durant fue líder en rebotes, formando, la que, sin duda, es la mejor combinación, hoy en día de la NBA.

Anuncios
Anuncios

Y es que muchos dirán, ¿cómo puedes decir que es la mejor combinación?, cuando el campeón son los Cavaliers, pero hay que ver las situaciones por un lado, mientras que en Golden State, si bien, Curry, es el líder indiscutible del equipo en puntos, Durant se acerca mucho a su compañero en ese aspecto, mientras que también es de los líderes del equipo en rebotes, y asistencias siendo, en ambos aspectos, el segundo del equipo, por detrás de Kevin Durant en rebotes, mientras que Draymond Green, lidera en asistencias al equipo.

Por otro lado, para los Cavs, Lebron james, es, por mucho, líder en puntos, y asistencias del equipo, muy separado de Kevin Love, quien es segundo en ambos, aunque es el líder en rebotes, lo que nos refleja, que si bien, posiblemente, Lebron James, es el jugador más dominante de la NBA, como combinación, no se puede comparar con la de Golden State, que divide mucho más el rendimiento del equipo, a diferencia de unos Cavaliers que, son total y completamente, Lebron dependientes.

Anuncios

Y a pesar de todo esto, los Warriors tenían un último rival que los separaba de llegar a las finales por tercer año consecutivo, y ese era, el segundo mejor equipo en el oeste, los Spurs de San Antonio, quienes eran, un dignísimo rival, para ver que era, lo que realmente podía hacer, Golden State, en sus aspiraciones por el título.

Desafortunadamente, para los aficionados al buen basquetbol, apenas iniciada la serie, se dio a conocer, que si quierian ver a Golden State, compitiendo al más alto nivel, tendrían que esperar hasta las finales, ya que san Antonio, presento varias lesiones muy sensibles, que lo sacaban de la posibilidad, de siquiera competir por un puesto en las finales.

Pero todo esto eran solo números, los Warriors, tenían que vencer a como diera lugar a los Spurs, que si bien, estaban muy disminuidos, buscarían los errores de los californianos, para poder competir en la serie, pero afortunadamente, para los aficionados de Golden State, su equipo no tuvo compasión, y gano, y apaleo, prácticamente en todos los juegos, a los texanos, a diferencia de lo que paso en la otra serie, en la que los Cavaliers dieron vida a los Celtics, que se acercaron a un juego, recordándole a los aficionados a la NBA, que, para ganar, hay que jugar, las estadísticas no ganan partidos, y el día de hoy por la noche, los de Isaiah Thomas, buscaran empatar la serie, mientras que los Cavs intentaran, ponerse a uno de pasar a las finales, de pasar los Cavaliers, tendrán un día de descanso, antes de jugar las finales, mientras que de pasar los Celtics, se jugara en días continuos.

Anuncios

#KevinDurant #GSWarriors #StephenCurry