Hoy miércoles en punto de las 13:00 horas tiempo de #México, se enfrentarán la Selección Mexicana de #Futbol contra su similar de Nueva Zelanda en la segunda jornada de la Copa Confederaciones 2017, que se lleva a cabo en territorio ruso.

El estadio que albergará dicho encuentro es el Fisht Sochi y el arbitraje será cubierto por Bakary Gassama de Gambia.

La selección Mexicana llega después de un efectivo empate a dos unidades con su similar de Portugal.

Esta información no sería tan trascendental de no ser porque la Federación Internacional de Futbol Asociación (#FIFA) tiene amenazado –aunque ellos le digan advertencia- a la Federación Mexicana de Futbol con descalificar a la selección nacional, quitarle puntos en el ranking e inclusive penalizarla con no asistir al Mundial de Futbol que se llevará a cabo en Rusia en el 2018.

Anuncios
Anuncios

De sobra conocemos que la advertencia se debe al famoso grito de ¡eeeehhhh…puto!, que realiza la afición cada vez que el portero contrario al seleccionado mexicano, realiza su despeje del área.

La #FIFA considera que este grito es ofensivo y discriminatorio, considerando que dicha palabra se puede referir a las personas que tienen diferentes gustos sexuales, es decir en concreto, a los homosexuales.

Lo que la #FIFA no sabe y se nota que desconoce, es que según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, señala que esta palabra proviene del latín vulgar “puttus” que significa niño, lo cual no es una ofensa.

En México decir “Puto” tiene muchos significados. Se le dice así al cobarde, collón, chismoso, sacón, temeroso, miedoso, sumiso, callado, introvertido, obediente, mandilón, fiel y en sí a todo aquel que por su estilo de vida, no tiene el atrevimiento de hacer algo, es decir todos los mexicanos somos putos.

Anuncios

En algunas ocasiones, se les dice de esa forma a los hombres que venden su sexo por dinero es decir a los prostitutos y también a las mujeres solo que expresado de forma femenina.

Cuando nos atrevemos a decirle “puto” a un homosexual, es debido -en la mayoría de los casos- a que su proceder, actitud y dignidad no es la adecuada, cuando esta persona te molesta, lastima y ofende, entonces sí sale del mexicano la palabra en todo su esplendor, para decirle que nos deje en paz.

En los estadios de Futbol a nivel mundial, la gente se expresa de muchas formas, con cánticos, porras y gritos, los cuales en muchas ocasiones desconocemos su significado.

La ahora moralista #FIFA, -ya parece religión- se debería mejor de fijar y en todo caso en castigar a las selecciones que llevan barras bravas como Argentina o Inglaterra, tan solo por mencionar a las importantes, que generan peleas en las tribunas, lastiman a mujeres y niños, hacen destrozos e inclusive han provocado muertes.

La #FIFA antes de amenazar a la afición mexicana, debería mejor de esclarecer todos los actos de corrupción y movimientos turbios que realiza en la organización y sorteos de todos los campeonatos del mundo, así como en los partidos más importantes que en estos se realizan.

Anuncios

La #FIFA, si puede pero no debe, ni tiene la ética ni la moral tan limpia como para castigar un grito o expresión que no es ofensivo, discriminatorio ni va dirigido a cierto grupo social y que cuyo significado, solamente conocemos los mexicanos.

Este grito ha generado unión entre todos quienes van a apoyar a la selección nacional, es una forma de sacar el estrés y de divertirse aunque no lo parezca, sanamente.

Este grito representa el “grito de guerra” actual de los mexicanos que se expresan de esta forma, única y exclusivamente en el estadio y al momento del despeje.

El Futbol mundial tiene problemas más importantes como las agresiones dentro de las tribunas, a grado tal que en ciertos países, es de alto riesgo ir a ver un partido de futbol.

El grito es cuestión de interpretación y en ningún caso es ofensivo.

“Al que le venga el saco que se lo ponga”