UFC Fight Night en Oklahoma City fue una muy buena cartelera aunque con un final muy amargo. El referi #Mario Yamasaki arruinó una pelea estelar que pintaba muy bien entre dos grandes wrestlers como Maverick Michael Chiesa y #Kevin Lee. La pelea tenía todo, incluso desde como los dos la calentaron en cuanto conferencia de prensa se veían las caras previo al duelo. Ambos con hambre de una victoria que los dejaría en un buen lugar en los rankings de los pesos ligeros.

La pelea comenzó con Michael Chiesa dirigida a derribar a Kevin Lee. A pesar de la ventaja de alcance, el Maverick fue primero a buscar el takedown. Chiesa con su guardia zurda comenzó la pela y tras un leve intercambio fue por un derribe.

Anuncios
Anuncios

Primero con una zurda para que sirviera de señuelo y luego el derribe. Chiesa quedó con la posición dominante pero Lee tuvo un muy buen scramble. Chiesa de cualquier manera cerró una buena guillotina frontal aunque Lee, tenía bien apoyadas las piernas y parado en el octágono para así disminuir la presión del agarre.

Lee de manera inteligente empujó con su mayor musculatura a Chiesa contra le reja. Eso provocó que la guillotina se fuera de lado y así lo pudo cargar para un derribe brutal y estar en mejor posición para su juego de piso. Chiesa pudo cerrar un triángulo con la espalda en la lona. El peligro de tratar de dominar de espaldas es que alguien más poderoso te puede buscar la espalda. Chiesa intentó una palanca, pero Lee pudo engarzar a Chiesa y tomarle la espalda.

Lee con buen ground and pound pudo dañar a Maverick y así luego cerrar la rear-naked choke.

Anuncios

Si bien Chicas, ya estaba casi dormido y con Lee con un fuerte agarre y totalmente de espaldas aplicando presión, nunca se rindió. Yamasaki detuvo la pelea sin que Chiesa verbalmente o físicamente se rindiera. La technical submission se hizo presente. Chiesa movió un poco sus manos ya sin fuerza y tal vez eso obligo a Mario a detener la pelea. De cualquier manera eso no es ninguna justificación.

La pelea mientras duró fue un deleite en el piso y Lee no descartó una revancha en Detroit más tarde en el año. Otro que está en su órbita es Khabib Nurmagomedov. Chiesa y todo el público se fue con ese más que amargo sabor de boca. Lee incluso que tenía casi la victoria asegurada, vio manchada en algo su victoria casi segura por una sumisión magra que iba a llegar tarde o temprano.

The Barbarian hunde aún más la carrera de Hendricks

Tim Boetsch derrotó de gran manera a un Johny Hendricks que sigue teniendo una pesadilla de carrera desde que perdió con Robbie Lawler. No sólo sigue sin dar el peso, sea en welter o peso mediano.

Anuncios

The Barbarian con la ventaja de ser un peso mediano natural, entró y salió en la corta y media distancia cuantas veces quiso. Combinaciones cortas con los puños además de patadas. Hendricks ni siquiera optó por alguna derribe con su gran wrestling, por la cautela sabiendo el poder demoledor de nocaut de Boetsch.

Boetsch (que venía de perder ante Jacare Souza en UFC 208), encontró una patada letal alta a la cabeza de Hendricks. Esa patada puso mal al ex-campeón de peso welter de la UFC. Boetsch siguió con el ground and round y con eso un nocaut técnico brutal. Tim con esos combos de tremendos uppercuts que son su marca, acabó la faena.

Herrig domina a Kish y Reyes deja frío a Christensen

Felice Herrig derrotó por decisión unánime a Justine Kish. Herrig sigue avanzando en los rankings de las pesos paja. Herrig tuvo la posición dominante todo el tiempo y casi concreta una rear-naked choke en varias ocasiones. Herrig ya suma tres victorias consecutivas y hace poco derrotó a la mexicana Alexa Grasso.

Dominick Reyes tuvo un gran debut en la empresa de Dana White. Reyes derrotó al danés Joachim Christensen en los pesos semipesados. Reyes tiró a su rival con una gran zurda y luego que se paró, le recetó otra zurda que lo puso frío en la lona. Un buen ground and round terminó las cosas con el nocaut técnico en el primer round en los primeros segundos. #UFC Oklahoma City