Este sábado se celebró la final de la #Champions, en duelo entre la Juventus de Italia y el Real Madrid de España, duelo que tenía muchos datos curiosos que no nos permitían arrojar un favorito previo al encuentro, por un lado, la Juve había mostrado un equipo más sólido, pero por otro, el Madrid tenia mejores individualidades.

De la misma forma, la Juve traía de cliente a los merengues en los últimos años, aunque, había perdido casi todas sus últimas finales de Champions, por lo que el partido se veía parejo en el papel, sin embargo, Antonio Conte, dio a conocer, desde su alineación inicial, lo que sería la tónica del partido, es decir, una Juve que había salido sin Cuadrado, ni Marchisio, que nos indicaba, un juego defensivo del conjunto italiano, y que buscaría los rápidos desdobles al contragolpe para poder anotar.

Anuncios
Anuncios

Y así inicio el encuentro, con la Juve, bien paradas atrás, y un Madrid con posesión, lo que no se imaginaron los de Turín, era que el Madrid se había planteado el juego, teniendo el balón, y llegando en combinaciones desde la banda, y fue así como, a tan solo 20 minutos de iniciado el juego, Cristiano Ronaldo abrió el marcador con una soberbia anotación, en un disparo de primera intención, al borde del área, que dejó si posibilidades a Gianluigi Buffon y silenció las bocas de sus haters, a los que agradeció en la semana.

La Juve no tardó en reaccionar y en su mejor momento del partido, a tan solo 7 minutos de la anotación merengue, los Bianconeri, respondieron con el empate, con el que, sin duda, es el mejor gol del año, anotado por el croata, Mario Mandzukic, con un remate de tijera, muy similar al de Negrete en el mundial del 86, y que debo admitir, a pesar de ser aficionado merengue, uno de los mejores goles, que he visto en mi vida.

Anuncios

Después de la postal de gol, anotado por la Juve, terminó el primer tiempo en empate, aunque parecía que la Juve había terminado mejor, pero esto fue un mito que se desmintió apenas iniciado el segundo tiempo, en el que el Madrid reaccionó a la expectativa, destrozando a la escuadra de la vecchia signora del Calcio.

Primero fue Casemiro al minuto 61, quien en un tiro de afuera del área, prendió una brutal volea, que fue desviada por Bonucci para el 1-2 y sinceramente, parecía que el Madrid aventajaba el encuentro, gracias a la suerte, pero tan solo 3 minutos después Cristian inicio una jugada desde el centro, que mandó a la derecha, y en una extraordinaria combinación madridista, Modric, mandó una joya de pase que Cristiano definió con categoría, para el 1-3.

Y por último, en una enorme jugada desde la banda por parte de Marcelo, mandó una diagonal desde la línea final hacia Marco Asensio, quien empujó de manera correcta para el 4-1 definitivo; aunque la Juve intentó no pudo y su máximo signo de impotencia se notó cuando al 84', Juan Cuadrado, quien entró 5 minutos antes recibió la segunda amarilla, después de un empujón, totalmente innecesario sobre Sergio Ramos y fue expulsado del partido, aunque el colombiano quería armar la bronca fueron sus propios compañeros quienes lo obligaron a salir rápido del campo ya que iban perdiendo.

Anuncios

Por todo esto podemos decir que - sin duda - tenemos un justo vencedor, para un justo perdedor y que muchos equipos podrían aprender, que hasta en la derrota existe la clase, por lo que el equipo de Blasting News, felicita al Real Madrid por el campeonato, pero también a la Juventus por ser un digno finalista. #CR7 #HalaMadrid