Las finales de #Champions League siempre son emocionantes, sin embargo, hay algunas que destacan por ser más dramáticas que el resto. Previo a la final entre Juventus y Real Madrid, aquí va un recuento de las finales que llevaron el drama a niveles de ataque cardíaco.

Man. United (6)1-1(5) Chelsea, 2008

Batalla británica en Moscú. Misma que fue subiendo su intensidad de dramatismo al pasar de los minutos; Cristiano Ronaldo abrió el marcador al minuto 26 y Frank Lampard lo empató al 45', de ahí nos fuimos hasta los tiempos extras, donde sigue siendo un misterio como Didier Drogba se enganchó con Tévez, ganándose la roja y quitándole a los "Blues" uno de sus mejores cobradores.

Anuncios
Anuncios

En los penales el drama se llevó entre los pies a John Terry, quien se resbaló y falló el penal del título para el Chelsea. Van der Sar se encargó de sellar la tercera "Orejona" para el United, atajando el cobro de Anelka. La diosa fortuna volvía a sonreírle al United.

Chelsea (4)1-1(3) B. Múnich, 2012

Cuatro años después de lo vivido en Rusia, el Chelsea tuvo su revancha y en especial, Didier Drogba. Los "Blues" llegaron como víctima segura al Allianz Arena, casa del gigante bávaro. Gran parte del juego al Chelsea no le quedó más que defenderse, por lo que el gol de Thomas Müller al 82' hacía pensar que todo estaba resuelto. Drogba se elevó en el área al 88' y mandó el juego a tiempos extras, donde Arjen Robben fallaría un penal. En la definición desde el manchón penal y con la ventaja a su favor tras la falla de Mata, Olic y Schweinsteiger erraron sus cobros dejando todo en manos de "Didí", quien se cobró todo el dolor sufrido tiempo atrás.

Anuncios

Los millones de Roman Abramovich por fin rindieron frutos.

Real Madrid 4-1 Atlético de Madrid, 2014

El nacimiento del minuto noventa y Ramos. El marcador podrá no reflejar mucho drama, pero lo que se vivió en los últimos minutos del tiempo reglamentario fue drama total. El Atlético de Madrid se adelantó al 36' por conducto de Diego Godín, a partir de ese momento una muralla colchonera frustró - una y otra vez - a los merengues que parecía se irían con las manos vacías. Todo hasta que "Mr. Minuto 93" se elevó en el área rematando un centro que polarizó a una ciudad entera, el gol de Sergio Ramos lo mismo hizo explotar que enmudecer a Madrid. Bale, Marcelo y Ronaldo se encargaron de terminar la obra.

Man. United 2-1 B. Múnich, 1999

El día que culminó aquel mito de que "El fútbol es un deporte de 11 contra 11 donde al final, siempre gana Alemania". El Manchester United tuvo que venir de ultratumba, para sacarle de la bolsa una final que el Bayern Múnich tenía ganada desde el 5' con el gol de Mario Basler y que dejó ir fallando claras oportunidades de gol y remates a los postes.

Anuncios

Con los 90 minutos cumplidos, los "Red Devils" obraron uno de los milagros más grandes en la historia del fútbol; Teddy Sheringham empató el encuentro al 91' y el "Asesino con cara de niño" Ole Gunnar Solskjaer mandó al fondo de la red un gol que no sólo significó la Champions League para el United, sino que también le dio su primer triplete (Liga, Copa, Champions) al conjunto inglés.

Liverpool (3)3-3(2) Milan, 2005

El Milagro de Estambul es sin duda hasta ahora, la final más dramática en la historia de la Champions League. Sobre todo, porque tuvo varios momentos de intenso drama. El primero, cuando el Liverpool se levantó en seis minutos de un 3-0, Xabi Alonso marcó el 3-3 en el contrarremate de un penal que él mismo había fallado.

Uno de los mejores Milan de la historia no se hizo menos y buscó el triunfo en tiempo extra, donde Jerzy Dudek le hizo una doble atajada de antología a Shevchenko. En la definición por penales, el Liverpool abrazó la gloria luego de las fallas de Serginho, Pirlo y Shevchenko.

Es tuno para los jugadores de la Juventus y el Real Madrid de superar el drama antes aquí referido. La #Juventus no suele tener los mejores resultados en este tipo de encuentros, mientras que el #Real Madrid es un viejo lobo que va a la caza de la doceava Copa de Europa. Los ingredientes están y no sería raro que el próximo año, hablemos de la final de la Champions League 2017, como la más dramática de la historia.