Primer tiempo del segundo partido de la selección mexicana en esta Copa Confederaciones y las dudas sobre las decisiones de Juan Carlos Osorio llenaban las redes sociales.

Los cambios en el once inicial para enfrentar al campeón de Oceanía, le trajo más de un dolor de cabeza al DT que a los 30 minutos del compromiso perdió los estribos e insultó al técnico auxiliar del equipo rival con una grosería de alto calibre en inglés, luego de que Carlos Salcedo tuviera que abandonar el campo de juego tras un choque con un jugador del equipo adversario lo que significó una rotura de ligamentos y su despedida de esta edición del torneo.

Anuncios
Anuncios

Pero una vez terminado el compromiso el estratega salió al paso y pidió disculpas públicas por sus dichos al cuerpo técnico rival, sin embargo se excusó diciendo que su reacción se debió a que desde el banquillo rival insistieron en que se continuará el juego mientras Salcedo se encontraba en el suelo.

A juicio de Osorio la petición del banquillo se debió a que la caída de Salcedo "les dio una clara posibilidad de gol (...) Luego pasaron algunos segundos y mis jugadores y yo pedíamos que se parara el juego sin una respuesta positiva, lo que para mí significó un atropello al Fair Play".

Además lamentó que la cámara de la transmisión oficial lo siguiera sólo a él y quedaran registrados sus insultos, ya que el auxiliar del elenco de Oceanía provocó toda la situación y además que gritó insultos en español.

Anuncios

Como si eso fuera poco, trece minutos más tarde el conjunto neozelandés abrió el marcador tras un error defensivo del Tri. Todo indicaba que el sueño mexicano de avanzar a la semifinal de la Copa Confederaciones llegaba a su fin, pero a los 54 minutos Raúl Jiménez logró la paridad parcial con un gol que revivió las esperanzas aztecas.

A quince minutos del final Oribe Peralta marcó el 2-1 definitivo, sin embargo los pupilos de Osorio no lograron calmar el partido para cuidar el resultado ante un rival que fue más y que buscó el gol hasta el último minuto.

En medio de la desesperación por mantener el resultado, #México recurrió en más de una ocasión a la falta técnica par evitar las acciones de peligro de los All Whites. Una falta cerca del área del conjunto mexicano para evitar un posible empate desató una gran pelea entre los jugadores, que terminó con amonestación amarilla para Héctor Herrea, Diego Reyes y el Kiwi Michael Boxall.

La pelea fue tan confusa, que el juez del compromiso Bakary Papa Gassama tuvo que recurrir al sistema de videoarbitraje VAR (por sus siglas en inglés.

Anuncios

Una decisión que causó gran revuelo mediático debido a todo lo que tardó el gambiano en recurrir a la tecnología y la decisión que tomó, ya que luego de observar detenidamente el hecho decidió amonestar a Diego Reyes, cuando parecía que esa era su decisión final el árbitro nuevamente sonó su silbato, para castigar Boxall por su agresiva reacción.

Una decisión salomónica que generó bastantes molestias y críticas al nuevo sistema de arbitraje, ya que sólo entregó cartulinas amarillas y no expulsó a nadie luego de la campal batalla que se vivió en el Olimpiyskiy Stadion Fisht de Sochi.

La reacción de la prensa internacional

Tras la sufrida victoria mexicana, la prensa internacional no tardó en reaccionar a todos los acontecimientos. El reconocido sitio español Marca destacó la Ver imagen en Twitter s actuaciones de Raúl Jiménez y Oribe Peralta quienes fueron los encargados de convertir y salvar a la selección de una tragedia.

Por otra parte el medio Mundo Deportivo en vez de hablar del resultado final, destacó la pelea entre ambos elencos. Una disputa que el medio europeo calificó de brutal

#seleccion #Futbol