Los Penguins con el stick caliente de Guentzel dejan en shock a los Preds

Los Penguins son el equipo campeón y que pueden ganar de muchas maneras. En su primera serie de playoffs contra Columbus, avasallaron a su rival con su rapidez y oportunidades de gol. A los Caps los eliminaron con menos tiros y un juego más eficiente. A los Sens los eliminaron con una mezcla de los dos estilos mencionados previamente. Pero lo que se ha vivido en los dos primeros juegos de la #Stanley Cup Final 2017, es prueba de una pegada letal que ningún equipo actualmente en la NHL puede resistir.

El marcador de 4-1 y la ventaja en la serie de 2-0 no es casualidad, aunque así pareciera.

Anuncios
Anuncios

Los Predators salieron con voluntad y con posesión del puck. El joven Pontus Aberg se fue por el ala izquierda y se quitó a su marca, para después sacar a Murray del crease con un wraparound y definir. Una gran jugada individual en donde el joven Aberg superó al veterano defensa finlandés, Olli Maata.

Un primer periodo parejo, donde Guentzel empató al final del primer periodo. Un tiro pegado al crease que metió entre el brazo y axila de Rinne. El portero cerró bien el palo pero el biscuit se pudo meter de alguna manera en un claro error. Un buen tiro de Sheary y en el rebote, Guentzel pudo meter el gol del empate a 1.

El segundo periodo, igual que en el Juego 1, fue para Nashville. Hubieron buenos breakaways de Sissons, Forsberg y compañía. La más clara la tuvo el suizo defensa todo terreno, Roman Josi, en un slap shot detrás del círculo alto de faceoff.

Anuncios

Forsberg fue al trapecio y luego dio ese buen pase. Murray en todo el partido estuvo atento como en los playoffs del año pasado. Los Preds tenían el rink inclinado a la zona de Pittsburgh además de más tiros y mejor porcentaje de faceoff. Los Penguins estaban 0 de 5 en power play. un gran penalty killing de los Predators, especialmente por el slot. Todo eso no sirvió para el desenlace.

Guentzel y Malkin definen el Juego 2 en 3 minutos

El 3er periodo comenzó con el gol de Guentzel en los primeros 10 segundos. Guentzel es el líder en goles en la liga en estos playoffs y un joven que biscuit que toca su stick, es un gol casi seguro. Bryan Rush se escapó por el ala izquierda y tras un tiro y rebote de Rinne, vino el gol de Guentzel entrando al slot. Una perdida de puck en la zona neutral fue lo que provocó el gol clave del partido.

El 2do gol fue una escapada de Phil Kessel por esa misma ala izquierda. El ex Maple Leaf retrasó su tiro y el gol cayó en un desvío de Fiddler que cortaba por la ranura.

Anuncios

Otro desvío más, pero la clave fue como Wilson siguió la jugada y su toque en su stick ayudó al desvío de Fiddler en el odd man Rush de 2 vs 1 de los Penguins.

#Evgeni Malkin es líder en puntos en la postemporada con más asistencias que goles, pero está haciendo méritos para ser el MVP de la serie (9 goles y 17 asistencias en los playoffs). Gano se escapó con un autopase por el ala derecha. El ruso le ganó la carrera a Fiddler desde la blue line de la zona de Nashville. En un fácil 2 vs 1 definió al poste lejano y alto de Rinne.Un perfecto snap shot cerca del vértice en el poste lejano de Rinne. Los 3 goles en un periodo de 3 minutos en el periodo decisivo, demostró esa casta de campeón y pegada de los de amarillo y negro.

Los Penguins son un equipo letal en odd man rushes con su gran velocidad. Esa ha sido la clave en los dos partidos. La línea de Conor Sheary con Crosby y Guentzel sigue siendo la más productiva. Guentzel convierte en gol lo que toca y Crosby ha tenido una callada pero eficiente labor siendo ese jugador total en la pista de hielo ayudando en todas las zonas.

Saros debe parar al igual que en este partido tras los 3 goles a Rinne. Pekka es un buen portero pero mucha de su gran postemporada fue maquillada por el trabajo de su defensiva. Nashville está resintiendo la falta y aporte en goles del centro Ryan Johansen. El sueco alero Filip Forsberg está desaparecido en lo que va de la Final. La serie se va el sábado al Juego 3 en Bridgestone Arena en Nashville. Los Penguins parecen inmortales y más con la eficiencia a prueba de balas de Guentzel y Malkin. #Jake Guentzel