Los Golden State Warriors serán los campeones de la NBA y muy posiblemente de manera invicta en los playoffs (16-0), por primera vez en la historia. La clave del juego 3 estuvo en la banca y no precisamente en los jugadores. #Steve Kerr, en apenas su segundo juego en las Finales tras una cirugía de espalda.

Con el partido 113-109 a favor de los campeones Cavs, Steve Kerr pidió un tiempo fuera para llamar la jugada perfecta. En todo el partido, Kevin Durant fue clave, pero hubo una jugada en especial que Cleveland no pudo parar. Una donde hubo una pantalla cerca del aro con una internada de Durant a lado de la pintura. Kevin con gran talento, hacía una pausa y mandaba una flotadora.

Anuncios
Anuncios

Esa fue la jugada planeada por Kerr y la clave de la remontada. Los head coches juegan un papel así de importante.

Los Cavs fallaron dos canastas claves en las dos posesiones más importantes del juego. Primero antes de la mencionada canasta de Durant, James falló un jumper y enseguida siguió el falló más grande. James se internó a la pintura y cedió a Kyle Korver el tiro más importante del juego. Con el marcador 113-111, LeBron optó por dar el pase a un Korver que si bien es especialista de 3, no ha sido ni la sombra en Cleveland de lo que fue en Atlanta o Chicago.

Durant el MVP de las Finales

Después de esa posesión vino la sangre fría de #Kevin Durant. Los Warriors estuvieron tremendos desde el perímetro con su mejor juego en estas Finales. Durant metió su jumper de 26 pies y con eso congeló The Land y la serie.

Anuncios

Un triple que deja en claro que podría ser el MVP de las Finales. Durant tuvo 31 puntos y un gran 4 de 7 de tres. Además de campo tuvo 10 canastas de 18 intentadas. En los rebotes defensivos tuvo 8 y consumó un juego enorme más. Durant es la gran diferencia del año pasado.

Steph Curry tuvo 26 y 5 de 9 de triples. Pero lo más valioso de Curry es que ha jugado sus mejores Finales, no como en 2015 o 2016. Curry tuvo 13 rebotes y eso ha sido la cualidad que tampoco se esperaba en la serie. Bajo el aro, el chef ha cocinado gran parte de su éxito. Los triples que tuvo también fueron en momentos puntuales, donde los Cavs atezaban con tomar ventaja de más de 5 puntos.

Después de eso vino un fallo terrible de Irving que se confió de su gran tubería y juego monumental. Un tiro que ni tocó aro de Irving. La falta de Korver a Durant selló el triunfo. LeBron tuvo una última posesión y es allí donde se equivocó en el diseño de la jugada. Un saque con James en la esquina con el triple más difícil.

Anuncios

Por más que James ha ya tenido un mejor día de lo usual de tres, estaba marcada por su pesadilla Iguodala. El ex Sixer le tapó el tiro y con eso se acabó el juego.

Los Warriors con su mejor juego de triples de las Finales con Thompson encendido

Klay Thompson tuvo un juego enorme y ha venido de menos a más en la parte defensiva. En la serie le ha hecho una gran marca a un Kyrie Irving que apenas despertó en el juego 3 (38 puntos y 6 rebotes). El otro Splash Brother tuvo 30 puntos y metió g de 11 triples intentados. Atacando la pintura para dejaditas, también estuvo en su punto. Es lo que hace especial a Golden State. Si uno falla, es muy raro que todas las piezas no engranen de alguna manera.

Draymond Green, jugando como suele hacerlo en el límite, tuvo apenas 8 puntos y se llenó de faltas muy rápido antes del último cuarto. Desde la banca, el físico ala-pívot, David West, tuvo 7 puntos y fue clave al anotar frente a Kevin Love. El ex-Timberwolve otra vez fue de más a menos en el juego. Tuvo 13 rebotes e hizo la función de un otra vez decepcionante, Tristan Thompson.

Los Cavs jugaron un gran partido. Aumentaron un poco el ritmo y con las coladas u tiros de Irving pudieron tener la ventaja. Además, por fin les funcionaron los pases cruzados dentro de la zona de Golden State. J.R. Smith tuvo 16 puntos y caliente de tres, pero su aporte en defensa ha sido nulo. Aún con todo eso, los Warriors son un equipo de época.

La serie 3-0 parece ya cocinar todo para los de California. El 16-0 en playoffs sería un hito y haría a este equipo aún más especial, tras poder ganar 2 trofeos Larry O'Brien en 3 años. El marcador de 118-113 dejó heridos de muerte a los campeones Cavaliers. #NBA Finals 2017