Así como lo escuchan, en el minuto 90 del partido de la selección nacional mexicana ante Nueva Zelanda se dio una jugada muy clara de falta del defensor Diego Reyes, lo que molesto al futbolista Michael Boxall, quien posteriormente se tiró a manera de plancha con las dos piernas sobre Héctor Miguel Herrera, quien alcanzo a quitarse, pero evidentemente inicio la confrontación contra el cuadro oceánico.

Esto rápidamente se descontrolo a la llegada de varios jugadores que iban con la mera intención de ver a quien golpeaban, por una parte, los mexicanos estaban defendiendo que la de Reyes era una falta de rutina y no tenía porque responder así el neozelandés, y por otra los “all blacks” reclamaban de la queja de los mexicanos ya que solo unos cuantos minutos antes, el capitán mexicano Rafael Márquez hizo una llegada muy similar.

Pero poco tiempo se dio para discutir de manera verbal, ya que en cuanto llegaron los compañeros de ambos jugadores se descontrolo rápidamente la batalla, mientras que claramente el colegiado principal no sabía que hacer por lo que dejo que solas se arreglaran las cosas, situación que se dio debido a que algunos de los futbolistas de ambos equipos metieron las manos sin siquiera saber de qué se trataba la confrontación.

Anuncios
Anuncios

Eventualmente se calmó el partido y se pudo reanudar con tiro libre a favor de Nueva Zelanda, pero no sin antes perder casi 5 minutos en la repetición, ya que por increíble que parezca, el árbitro no había amonestado a nadie y mucho menos expulsado cuando lo normal en una confrontación que llega a los golpes es, por lo menos, un par de tarjetas rojas y otro par de amarillas.

Al ser ayudado por la repetición termino amonestando 3 jugadores, sin expulsar a nadie, entre ellos los tres que iniciaron, Reyes, Herrera y Boxall, pero, esto de cualquier forma es un comportamiento inaceptable para FIFA, que parece empecinado en sancionar de alguna forma a #México, ya que anunciaron en redes sociales que, de ser comprobada la agresión, se suspendería a los jugadores Marco Fabián, Héctor Herrera, Javier Aquino y Néstor Araujo.

Como podemos apreciar se trata de cuatro jugadores, por lo que, de ser suspendidos, México perdería el partido por regla, anulando los goles de Oribe Peralta y Raúl Jiménez y dándole la victoria por default a Nueva Zelanda 3-0.

Anuncios

Hasta el momento solo se ha considerado que se revisaran las acciones del partido en la repetición para considerar si algún jugador de México merece una sanción mayor a la impuesta por el árbitro del partido, lo que no han mencionado es que, si pasan las cuatro sanciones México perdería por default el encuentro, por lo que esperemos que las sanciones no trasciendan.

De ser así, FIFA pondría en duda su integridad contra México, ya que pasamos de prohibirnos una expresión [VIDEO] a suspender jugadores, en lo que es, claramente, un intento desesperado para que Rusia avance a la siguiente fase.

#NuevaZelanda #Campal