El equipo de Osorio asegura el pase a la siguiente ronda, luego de dejar fuera al cuadro anfitrión. Los mexicanos tuvieron estragos durante el encuentro, sin embargo, en un alirón pudieron sacar los tres puntos. La escuadra azteca necesitaba un empate para asegurar su pase a la semifinal, mientras que los rusos estaban urgidos de una victoria para aspirar a algo.

Nos encontramos un cotejo con una escencia muy familiar. En general, la selección mexicana dominó a placer la posesión de balón. Los problemas llegaron a partir de la falta de profundidad y variantes del equipo, así como una endeble defensa mexicana que no da garantías.

Anuncios
Anuncios

El primer tiempo no dio mucho de qué hablar en su inicio, era un partido bastante áspero con pocas llegadas. Llegó el minuto 25, Alexandr Samedov recibió el balón dentro del área luego de una carambola, chocó la pelota con la parte interna, dejándola lejos lejos del alcance del guardameta Ochoa. La explosión y la bulla en el estadio de Kazán fue silenciada a los pocos minutos, ya que, en el minuto 30 de juego Nestor Araujo remató un balón profundo a contrapie del portero. El encuentro se fue empatado al medio tiempo en donde, con la lesión de Diego Reyes por el lado mexicano.

En el segundo tiempo se vio un poco más de lo mismo. El equipo de Osorio mantuvo la pelota algunos minutos, en busca de domeñar al equipo rival. A pesar de tal, los locales comenzaron a imponer condiciones, dejando expuesta a la zaga azteca en distintas ocasiones.

Anuncios

Las dudas se disiparon después de un despeje a cualquier lado, por parte de Hector Herrera. Corría el minuto 52, el balón volaba por los aires mientras el defensor Vasin y el extremo Lozano la perseguían. El mexicano ganó la carrera, logrando cabecear el balón a pleno vuelo, así mismo, el arquero Akinfeev se quedó amarrado en la línea del áerea logrando únicamente dar un patadón al jugador rival, el balón entró a la portería de un bote. A partir de dicho evento, los rusos salieron con la obligación de marcar dos goles, dejando el partido a modo a los dirigidos por el estratega colombiano. Finalmente el partido terminó con un #México muy tranquilo y un equipo ruso totalmente jugado. "El Tricolor" se llevó el resultado más por una circuntstancia que por ser mejor en el campo.

¿Qué le espera a México?

El equipo mexicano está a la espera del conjunto que se quede con el primer lugar del otro grupo en la Copa Confederaciones. Puntualmente se espera que sea el equipo de Chile o el cuadro alemán. México deberá subir considerablemente el nivel, si es que quiere plantarse en una hipotética final, ya que, tanto en el partido con Nueva Zeanda, como en el de Rusia, los dirigidos por Osorio se han visto expuestos atrás. Con respecto a los posibles rivales, ambos equipos han demostrado tener el mínimo nivel alto-competitivo para estar en la siguiente ronda y es muy factible que cualquiera de los dos juegue la final. #Confederaciones