Los Warriors de Golden State demostraron su imbatibilidad en esta postemporada, donde vinieron de atrás para imponerse 118-113 a los Cavaliers de Cleveland y se colocó a un juego de ser campeón en el básquetbol de la NBA. Una quinteta de élite, una ofensiva que pelea todos los balones y una defensa que recupera cada jugada, tiene a los californianos con un pie en el campeonato. Con este triunfo ligaron 15 de manera consecutiva y buscan ser los primeros en obtener un título de manera invicta en playoffs.

Stephen #Curry, Klay Thompson y Kevin #Durant, contribuyeron en el ataque de Golden State, quienes, a pesar de estar por debajo del marcador en gran parte del juego, supieron reponerse para ganar en una difícil duela y casi enterraron las posibilidades de los monarcas mundiales.

Anuncios
Anuncios

Ni la magia de Lebron James, ni Kyrie Irving, quienes entre los dos anotaron 77 unidades fueron suficientes para que los campeones respiraran y mantuvieran vivas sus esperanzas de refrendar el título. La defensiva, ni los suplentes, ni Kevin Love, J.R Smith y Tristan Thompson, ayudaron a los dos arietes de los Cavaliers a conseguir una victoria que necesitaban como locales.

Cuando parecía que Cleveland tendría el triunfo que tanto anhelaba, no contaron con Kevin Durant, quien encestó un tiro de tres a cuarenta y cinco segundos de culminar el encuentro sentenció las acciones. No obstante, alargó la diferencia con dos tiros libres y prácticamente ponía el campeonato en la bolsa. El ala pivot acumuló 31 puntos; 14 en el último cuarto. Warriors amplía su ventaja 3-0 en la serie final; ningún equipo ha remontado un déficit de tres juegos, ni siquiera en una eliminatoria de postemporada.

Anuncios

Cleveland debe remontar un 3-0

Si algo queda claro es que Cleveland buscará hacer algo insólito y nunca antes visto: voltear una serie 3-0, pero si por lo menos quiere aspirar a algo, deberá aprovechar estas largas pausas entre cada juego, para replantearse su juego por completo y darse cuenta que el protagonismo de Lebron vuelve predecible su ataque por lo que deberían buscar nuevas variantes para ofender, si no veremos una serie a cuatro juegos en la que los Warrios siempre fueron dominadores.

El viernes se disputará el cuarto duelo de las finales en la NBA en el Quickens Loans Arena, de Cleveland. Golden State por amarrar el tercer título de su historia y barrer de forma catastrófica la serie; mientras que Cleveland, por alargar la agonía.

Colaboración de Giovanni Franco Morales #GSW