La joven letona de 20 años, Jelena Ostapenko, ganó su primer título y lo hizo en grande, al triunfar en la arcilla legendaria de Roland Garros. El último en ganar un Grand Slam como su primer título, había sido Kuerten hace muchos años. La joven Ostapenko dio una de las mejores finales femeniles de Grand Slam en tiempo reciente. Un partido en tres sets de momentos para ella y #Simona Halep.

Ostapenko además de todo pudo revertir un 3-0 en contra en el segundo y un 3-1 en el tercer set. Ostapenko llegó como la 47 del mundo y pudo llegar a la final ganando a grandes rivales como Stosur (ganadora del US Open en 2011) o Caroline Wozniacki (ex-número 1 del mundo).

Anuncios
Anuncios

Por su camino también le ganó a la boricua y medallista de oro en Río 2016, Monica Puig. Ostapenko derrotó a la veterana suiza Timea Bacsinszky en las semifinales.

La rumana Simona Halep, podía ser la número 1 del mundo si le ganaba a la joven de Letonia en la final. Halep pudo derrotar a la peligrosa checa Pliskova en las semis. Halep pudo sobrevivir en el torneo, al superar un 5-1 en contra y set abajo. Contra Svitolina pudo salvar un match point. Uno de los regresos más increíbles de la historia.

Choque de estilos pero resaltando los tiros ganadores de Ostapenko

La final era un aire fresco sin Serena Williams, que no pudo estar por su embarazo. Angelique Kerber (1 del mundo) quedó eliminada en primera ronda y la campeona defensora Garbiñe Muguruza, no pudo llegar a la final a defender su título.

Anuncios

La final fue un choque de estilos con los tiros ganadores y potencia de Ostapenko, contra las devoluciones y gran cardiovascular de lado a lado de Halep. La juventud contra la experiencia.

Halep ganó el primer set 6-4 aprovechando la avalancha de errores no forzados de Ostapenko. La letona es joven y con potencia, pero le falta pulir ese aspecto de su juego. Por momentos, su drive muy potente y mandando la pelota afuera de las líneas. Además, sin un saque prodigiosa le permitió a Halep ganar los puntos y extenderlos. La rumana iba de lado a lado salvando los tiros ganadores en la línea. Halep extendía los puntos y forzaba aún más los errores de Ostapenko. Con ese colmillo ganó el primer set.

Halep sólo tuvo 10 errores no forzados pero aún así dejó ir el partido. En el segundo estaba arriba 3-0 y Ostapenko pudo regresar de 3 oportunidades de quiebre de su rival. Poco a poco, se fue sintiendo más cómoda y con los drives cruzados siendo más efectivos. Halep, lentamente ponía la bola más en el medio facilitando los tiros ganadores de todo o nada de su rival.

Anuncios

En el tercer set, regresó la inconsistencia de Ostapenko y se puso abajo 3-1 en contra. Halep iba ganado pero sin consistencia en su juego. Un passing shot fue de los pocos tiros ganadores que tuvo en el partido, de esos que hacen levantar a la grada. Inclusive la ahora campeona Jelena, tuvo suerte en el último set al golpear la red y ganar un punto clave en uno de los últimos games.

Ostapenko pudo ganar el último set 6-3, con buenos reveses para responder el saque de Halep. La letona es de esas historias que dejan un gran sabor de boca siempre en el deporte. Una sonrisa de una todavía adolescente que es ahora la nueva reina de la arcilla. Las féminas en los rankings tienen sus rancheadas top, pero no hay esa consistencia tan marcada como en los hombres en la era de más dominio del trébol de Noel, Roger y Nadal (ahora con Wawrinka y Murray).

Letonia festeja así a su primera campeona en el tenis profesional en un Grand Slam. Para Jelena hay tiempo de corregir esos aspectos todavía crudos de su juego. Y cuando lo haga, será una oponente que podría estar arriba del mundo tenístico por mucho tiempo. Halep otra vez deja ir una final como hace dos años. La rumana tiene que saber terminar los partidos importantes. De haber ganado, habría tenido su primer Grand Slam y el número 1 en el ranking de la ATP. El tiempo dirá si puede alcanzar esas metas. #RolandGarros2017 #Jelena Ostapenko