El Home Run Derby siempre es el espectáculo que inicia las hostilidades del frenesí de dos días de celebración de la MLB de mitad de temporada. Si bien están eventos como el juego de celebridades o de las futuras estrellas, el torneo de estacazos monumentales es lo que da inicio de manera oficial a las festividades. El año pasado en San Diego, Giancarlo Stanton dio una prueba de su poder acostumbrado. Ahora recibía en su casa de Marlins Park a peloteros jóvenes pero ya brillantes como Cody Bellinger, Gary Sánchez y el juez del bambinazo, #Aaron Judge, entre otros.

Cody Bellinger y su participación en el torneo

El torneo fue de 8 sluggers con probada fuerza con Stanton vs Judge como la final soñada por muchos.

Anuncios
Anuncios

Solo una parte de la ecuación se cumpliría. Los caballos negros pintaban ser Charlie Blackmon de los Rockies siendo un leadoff tremendo para el equipo de Bud Black en los dos primeros meses de campaña cuando llevaban buena racha. El otro era uno de casa en la forma del Tiburón Blanco, #Justin Bour.

Cody Bellinger llegaba con la estampa de ser esa pieza que engranó perfectamente para que la temporada de los Dodgers se volviera la de mejor inicio desde 1977. Judge con el liderato de HR con 30 y siendo parte esencial de los Baby Bombers a pesar del declive en las dos últimas semanas de junio.

Judge sentencia a Bour

La primera ronda fue la mejor con todos frescos. Miguel Sanó (21 HR y 62 impulsadas ) de los Twins venció a Mike Moustakas de los Royals ( 25 HR y 54 remolcadas). Sanó tuvo sus primeros 5 HR yendo por 440 pies o más para los 30 segundos de bono.

Anuncios

El Moose tuvo esa manía de jalar la bola al jardín derecho y sacrificando distancia por HR. Al final el escore de 12 a 11 favoreció a Sanó.

En la otra llave, el joven máscara estrella de los Yankees, Gary Sánchez, eliminó al favorito de casa y actual campeón, Giancarlo Stanton. Sánchez tuvo 17 HR con ese swing rápido pudo mandar muchas bolas al descanso eterno. Inclusive las bolas inner half, las jaló con fuerza para el left field. Stanton, tuvo 8 cuadrangulares bestiales de al menos 8 HR. A partir de que pidió el descanso con 2 minutos con 30 segundos, se acercó a Sánchez hasta quedar a sólo dos. Al final el escore de 17-16 dejó fuera a Stanton que vendió cara la derrota.

En las otras llaves, vimos a un Charlie Blackmon de los Rockies con 14 HR y administrando el poder para conectar la mayor cantidad de cuadrangulares. Blakcmon no tuvo bonus. Bellinger de los Dodgers, con su swing compacto y de uppercut sin mover mucho los pies y mantenerse vertical con sus pies, pudo ganar con un gran último minuto.

Anuncios

Bellinger eliminó a Blackmon 15-14 con un HR al sonar la chicharra.

Lo mejor de la primera ronda y del HR Derby, fue el duelo de Justin Bour y Aaron Judge. El Tiburón Blanco tuvo 22 vuelacercas en una actuación dantesca. Muchos de sus swing no son tan largos, pero eso habla de su descomunal fuerza. Judge entró a la corte y despachó 24 HR para echar a Bour. Lo especial de los HR de Judge fueron su elevación haciendo recordar a esos de McGwire, Bonds, Sosa o Griffey Jr. en tiempos recientes.Uno de los HR de Judge fue de 501 pies. Al final tuvo el bonus de 30 segundos para dejar fuera a Bour. Una de las mejores rondas que se recuerde en la historia del Derby de HR.

Judge ganó la final ante Miguel Sanó de los Twins

Las semifinales no fueron tan espectaculares con Sánchez cayendo ante Sanó por 11-10. Bellinger en la otra semi se vio cansado y sucumbió ante el poder del Juez. Judge despachó HR a banda contraria a la parte alta del right field. En la ronda contra Cody, tuvo 3 HR de más de 500 pies.

La final no tuvo tanta emoción con Judge superando sin problemas a Sanó por 11-10. Nadie tuvo los 28 de Hamilton en una ronda en el ASG del año final del viejo Yankee Stadium, pero fue un gran espectáculo. Judge se unió a Tino, Giambi y Canó como los únicos en pinstripes en ganar el HR Derby. El Juez dicto sentencia final en Marlins Park. #MLB HR Derby 2017