El pasado sábado 2 de julio #México enfrentó a la selección de Portugal teniendo un marcador final de 2-1. Dejó pasar la oportunidad de ser tercero en la Copa Confederaciones después de ser derrotado por Alemania 4-1. Aunque es algo que no sorprende del todo, tampoco se esperaba.

Un poco más que el México vs Portugal

Pero, ¿por qué es tan importante el fútbol para los mexicanos? ¿Por qué muchos nos sentimos tan mal después de que pierde la selección? Bueno, pues el fútbol es por mucho el deporte más popular en México y el mundo. Llegó a nuestro país a finales del siglo XIX. Se ganó el gusto de la gente por contar con reglas maso menos sencillas y no necesitar de muchas cosas para poder jugar.

Anuncios
Anuncios

Todo comenzó con cascaritas entre mineros y técnicos ingleses, posteriormente incluyeron a los mineros mexicanos en real del Monte, a unos 15 kilómetros de Pachuca, Hidalgo. Rápidamente comenzaron a crearse ligas en el país. En la actualidad las ligas están reguladas por la FEMEXFUT y, a su vez, está afiliada a la FIFA.

El fútbol y las guerras tribales

Pero además de las reglas relativamente sencillas, para muchos antropólogos, el gusto por este deporte puede explicarse a partir de la idea de que sirve como sustituto de las guerras trivales. Es necesario contar con habilidades y condición física muy similares a la de un guerrero.

Otra similitud y una de las más importantes para esta teoría es que, de alguna manera, al igual que en las guerras, en los partidos de deportes en conjunto se enfrentan dos grupos de adversarios para medir sus fuerzas.

Anuncios

La diferencia entre la guerra y el deporte en conjunto, radica en que la derrota es para el primero la pérdida de la vida, pero para el segundo es algo simbólico. Esto no quiere decir que no sea importante, de hecho puede afectar mucho anímica o moralmente. Si al espíritu tribal del fútbol, le agregamos el nacionalismo, lo que nos da como resultado es una tensión bastante fuerte entre naciones.

Algo representativo del nacionalismo es que incluye el derecho de tener una manera de pensar única, que también da identidad y que para los mexicanos como para otros aficionados alrededor del mundo, perder puede significar una desilusión. Por eso es muy importante el recordar que los deportes también permiten la sana convivencia entre personas y naciones por lo que no debe llevarse al extremo y acrecentar la violencia pues, en su sentido recreativo, existen para evitarla. #CopaConfederaciones #Futbol