Sin lugar a dudas, las prácticas deportivas tienen un valor excepcional en las vidas de las personas, ya que éstas son parte crucial del desarrollo de las sociedades, de los cuerpos que quieren tornearse estéticos o atléticos. Hablar específicamente de este juego no demerita a ningún otro, ni se abarca por ser el más popular ni mucho menos. A lo largo de la escritura, como en la vida, hay que ir intentando manejar los temas, en ésta oportunidad toca al juego de las patadas, los cabeceos, los codazos, las faltas, fallas y goles.

El comienzo del fútbol asociación en México

Muchas teorías hay acerca del inicio del fútbol. Antiguas civilizaciones de América (Mayas, Aztecas y otros poblados) practicaban lo que se denomina “juego de pelota”.

Anuncios
Anuncios

Pero para ellos, este no era un juego sino un verdadero ritual, historiadores cuentan que el equipo perdedor era sacrificado y entregado como tributo a los Dioses responsables de la vida, otros que el ganador era quien realmente tenía la oportunidad de dirigirse hacia ellos en un regalo que - quizá para ellos - representaría la vida eterna después de la muerte o ganar la oportunidad de volver al sitio de donde hemos venido.

Bajo esta teoría, podríamos definir que desde antes que el juego fuera juego y el fútbol fuera tal, en las raíces prehispánicas latinoamericanas, en este caso de la nación mexicana, hay pruebas irrefutables de que el contacto entre un objeto esférico, los pies, el cuerpo y el alma ha sido de valiosísima importancia desde hace milenios y se transformó hasta ser lo que hoy conocemos como balompié contemporáneo.

Anuncios

Luego, mucho tiempo después, cuando México ya existía como nación mundial independizada del poderío español en apariencia, los ingleses fueron quienes trajeron la enseñanza consigo de esta actividad modernizada, a la que le incluyeron nuevas reglas y modelos de competición, los cuales prevalecieron en su mayoría y han definido esta rama del deporte a través del tiempo.

¿Por qué el fútbol específicamente se ha vuelto tan importante y a veces pareciera que necesario para los mexicanos?

Actualmente, la opinión más utilizada sobre la razón de esta preferencia radica en la idea de que los medios de comunicación han hecho de todo por la popularización del fútbol, convirtiéndose en un negocio rentable y lucrativo para muchos y que floreció por todas partes del mundo, incluso en lugares donde la mismísima industria deportiva no llega. Creo que si la práctica como tal no tocara ámbitos personales que marcan, oxigenan y renuevan en ciertos casos, solamente hubiera sido posible inculcarla mediante otro tipo de cuestiones, que nada tienen que ver (al menos directamente) con la sugestión televisiva o publicitaria, como un verdadero sometimiento tortuoso.

Anuncios

Del olvido de otras nociones a causa de la afición deportiva

Así, el fútbol es actuación aunque los corazones, durante el juego (ya sea practicado o no) creen con alegría que la magia transmitida es invaluable, imborrable, irreemplazable. Hacer una buena jugada o ver un gol anotado con maestría, elegancia o ingenio propio de un ser de otro mundo es un recuerdo que permanecerá a lo largo de los días que pueda verse el sol salir y que, de acuerdo a la regla acción-reacción, causará un ambiente favorable para sí, el simple hecho de saberse en contacto con “un poder superior”, como múltiples veces es presentado el juego, hace que los hombres sean más felices.

Pero el fútbol, como la humanidad, tiene varias partes que contienen un poderío inescrutable que desemboca confusiones y tormentos, aún dentro del misticismo sobre el césped húmedo donde la pelota corre loca y descarriada de un lado al otro, hasta que llega un pecho o la zona de agujetas de un zapato para bajarlo, arrebatarlo del aire con inteligencia e intuición por lo que precederá a ése instante que se congela y queda también en el archivo digital que un obturador genera al procesar la imagen frente a sí.

Idiosincrasia que domina. “Si con esto creces, esto es así”. Mentira, cualquier afición o inclinación hacia uno u otro punto es responsabilidad de cada cual, si bien, alrededor hay un sinnúmero de elementos sugerentes, implícitos que “ayudan” al inconsciente a dirigirse hacia una u otra decisión, al final, el poder accionar queda a favor de cada uno y también al mando de su percepción. Así que, si algo o alguien tiene la culpa de que este bello deporte a veces influya en la carencia visual de los hombres, no es en ningún sentido la práctica #Futbolística, arte de la vida considerado deporte.

¿Será Real Del Monte, en el Estado de Hidalgo la cuna del fútbol mexicano?

En la zona centro de este poblado nombrado como uno de tantos “Pueblo Mágico” de la nación, discreto en una esquina se halla un pequeño museo pero no por eso menos valioso dedicado al deporte amado, si bien, podría pasar desapercibido es una oportunidad de apoyar una intención independiente, así como para enterarse que, según la placa de la entrada, Real del Monte es considerada la cuna del fútbol mexicano, donde los ingleses imprimieron su huella desde 1824. #pasion #Deportes