La final femenina en Wimbledon 2017 fue de dos caras en dos sets entre Garbiñe Muguruza y Venus Williams. La española venezolana le dio una verdadera paliza a la mayor de los Williams de 37 años. La ibérica entró como la sembrada 14 al All England Club y Venus como la 10. Muguruza ya había ganado el año pasado Roland Garros derrotando a la casi invencible en finales de Grand Slam, Serena Williams. En esa ocasión, fueron dos cruentos sets contra la que es considerada como la tenista más grande de todos los tiempos. En esta final contra Venus, en el primer set fue una guerra y el segundo un total nocaut.

Muguruza llegó a la final tras destrozar a la sorpresa del torneo, en la forma de la eslovaca Magdalena Ribarikova en semifinales.

Anuncios
Anuncios

Además de eso, eliminó a la peligrosa alemana Angelique Kerber que entró al torneo como la 1 del mundo. #Venus Williams en semis le metió todo su colmillo para vencer a la sensación letona y campeona de Roland Garros, Jelena Ostapenko. En las semis, Williams derrotó a una muy errática Johanna Konta.

Primer set cerrado

El primer set fue tremendo con una oportunidad de quiebre en la mitad del mismo para Venus. Garbiñe salvó el quiebre y eso encaminó el triunfo más tarde en el 2do set. La española apenas tuvo 1 ace por 3 de Venus. En cuanto a tiros ganadores fueron 12 por 9 a favor de Venus. En los errores no forzados la diferencia fue mínima pero clave con 15 de 10 con Garbiñe limitando los errores tempraneros.

Muguruza jugó de manera excelsa cuando tuvo su servicio. Tal fue su dominio en el césped que no perdió su saque desde que lo sufrió en la cuarta ronda en el torneo.

Anuncios

La española sacó el primer set con esa cualidad que tiene de buscar siempre los tiros ganadores con su gran estatura y largos brazos. Si bien sigue teniendo algunas problemas para deslizarse en césped por sus largas piernas, pudo salvar varias pelotas de Venus en la paralela.

Venus tuvo oportunidad de quiebre pero al irse esa oportunidad se esfumó la posibilidad de que ganara su sexto título en el pasto sagrado. Dos break points salvados por Garbiñe, que fueron el punto de inflexión de la final. Un peloteo largo y un tremendo punto con su saque.

Con el 5-5, vino el quiebre de Garbiñe y el eventual 7-5. Una Venus que comenzaba a tirar muy bajo su drive pegada a la paralela. Muchas bolas se quedaron cortas en la red. A pesar de que no hubo muchos puntos largos en el partido, Muguruza regresó mejor los saques de Venus a mitad del set. Tremendo el drive y castigando a Venus más un passing shot tremendo. Venus fue mejor yendo a la red con los drop shots y ganando los puntos en ese aspecto a Muguruza, ya fuera, porque la española le dejaba la bola muy franca o por errores no forzados al pegarle muy fuerte por parte de la nacida en Caracas.

Anuncios

El segundo set fue un completo baño de 6-0 con muchos errores no forzados de Venus. Muguruza inmaculada y con la presencia de que demostró en todo el torneo.

Muguruza campeona de Wimbledon

Muguruza pudo triunfar con su entrenadora Conchita Martínez que ganó una final de Wimbledon en 1994, a Martina Navratilova. Conchita entró de coach emergente por la salida del francés Sam Sumyk por un caso de paternidad. De cualquier manera el Venus Rosewater Dish estaba destinado para Garbiñe. En una etapa donde el ranking de las mujeres es muy fluctuante (salvo Serena), Garbiñe suma el triunfo más importante de su joven carrera. #Final Femenina Wimbledon #Garbiñe Muguruza