El G1 Climax 27 realizó su segunda parada en el legendario Korakuen Hall en Tokyo. En este ocasión debutaron los del bloque B. Desde que se anunció el calendario, la lucha de #Kenny Omega vs #Minoru Suzuki robaba tinta de los periódicos. Los dos líderes de dos facciones rudas. Omega como el líder del Bullet Club, siendo el líder heredado después de AJ Styles y Prince Devitt.

La agrupación más popular de New Japan Pro Wrestling junto a los Ingobernables de Japón de Naito. Del otro lado Suzuki con Suzuki-Gun y siendo un grupo independiente con invasiones frecuentes a diferentes empresas.

La lucha no fue tan buena como la de Naito e Ibushi pero no decepcionó.

Anuncios
Anuncios

El canadiense Omega, tiene el mundo de la lucha libre a sus pies. Ese estilo frenético tanto en el ring como en su personalidad se traslada perfectamente a su gimmick. Un líder de un grupo de rufianes, pero que con sus exageradas facciones y peso crucero en cuerpo de ya un peso completo, lo vuelve infecciosamente enérgico y al que no le puedes quitar los ojos de encima.

Omega se medía a uno de los alumnos de Karl Gotch y co fundador de una de las primeras empresas de MMA en el mundo (Pancrase). Un rudo desalmado que a sus 49 años sigue siendo de los freelancers más peligrosos en el circuito. La lucha no fue de 5 estrellas, pero si una muy entretenida y donde estuvieron justificadas las intervenciones y ref bumps que añadieron a la lucha y nunca la opacaron.

Omega con rodilla lastimada pudo ganarle a Suzuki

La lucha comenzó muy bien con Kenny asustado un poco por la presencia e imagen de Suzuki.

Anuncios

Omega fue por un mortal, pero Suzuki lo interceptó al regresar al ring y golpearlo con una bota a la cara. De allí vino el armar en las cuerdas típico de Minoru. Bajo el ring, Suzuki castigó la rodilla de Omega con la barrera de protección.

Es aquí donde Omega se separa del resto. La psicología con la que trabaja es genial. Kenny intentó un mortal, pero lo hizo con una pierna para vender el castigo a su rodilla. Los dos intercambiaron machetazos y luego Suzuki empujó al referee para que se comiera el rodillazo V-Trigger. Los lacayos de Suzuki entraron a golpear a Omega y el enorme Bad Luck Fale salió a nivelar las cargas. Intervenciones que fueron coherentes y que no quitan brillo porque no se utilizan tanto en NJPW.

Omega se lanzó una plancha encima de Suzuki-Gun para eliminarlos de la lucha. Kenny fue por unas patadas voladoras pero Minoru lo atrapó con su knee bar. Omega lastimado siguió parándose y pidiendo más castigo a Suzuki. Siguieron barridas a las piernas y cachetadas estilo shoot.

Anuncios

Kenny respondió con un V-Trigger, pero no pudo hacer el puente a su sano dragón suplex por el dolor de la rodilla. Mismo caso cuando intentó su hurracarrana invertida para clavar a su rival. Al final Omega sobrevivió a un heel hook y el combo de sleeper más Gotch-Style Piledriver de Suzuki. Al final cuatro V-Triggers y un One Winged-Angel fueron suficientes para una gran lucha. Lo mejor de Omega es que siempre puede tener luchas diferentes con cualquier rival.

Sanada prevaleció ante EVIL

Sanada pudo vencer el poder y estilo powerhouse de su compañero EVIL. Los dos integrantes de los Ingobernables de Japón, se enfrascaron en una electrizante lucha. Sanada pudo encaminar la lucha con su cutter desde la tercera cuerda, tanto fuera como en el ring. Aunque EVIL dominó la lucha, nunca pudo conectar su STO. Sanada al final de la lucha sí pudo conectar su dragón sleeper "Skull End". EVIL alcanzó las cuerdas pero ya debilitado por la llave, cayó ante el bello moonsault de Sanada desde la tercera.

Juice Robinson dio la sorpresa al sobreponerse al lariat del veterano Satoshi Kojima. Además, el campeón completo IWGP, Kazuchika Okada, pudo vencer al siempre engañoso Tour Yano. Dos miembros de CHAOS pero con un combate que no fue tan fácil para el Rainmaker. Michael Elgin fue sorprendido por Tama Tonga en una lucha sólida, pero a la que le faltó algo para involucrar más a la gente. Una gran fecha del G1 Climax abriendo el Grupo B. #NJPW G1 Climax 27