UFC Long Beach fue una buena cartelera de UFC en Fox previo a la monstruosa noche de sábado que se espera en Anaheim con UFC 214. #Chris Weidman pudo ganar por fin después de una sequía de dos derrotas en la división de peso mediano. Weidman se había convertido en una meteórica estrella en los medianos y más cuando noqueó a la leyenda Anderson Silva para ganar el cetro.

Después de eso, tuvo buenas defensas como contra Lyoto Machida pero se vino abajo al perder el título contra Luke Rockhold. En esa defensa titular, se equivocó al intentar una patada giratoria y Rockhold aprovechó para el derribe y el ground and pound. Después de eso, perdió contra el cubano Yoel Romero, producto de una rodillazo volador debajo de la manga que se sacó el Soldado de Dios.

Anuncios
Anuncios

La pelea contra el méxicoamericano, #Kelvin Gastelum, era de matar o morir para el All-American.

Weidman con un letal arm triangle sometió a Gastelum

Weidman de 33 años tuvo un regreso a casa triunfal en Long Island. El Nassau Veterano Memorial Coliseum vibró con una gran pelea de su peleador local. Gastelum, sin poder dar el peso en welter, encontró otra vez su nicho en el octágono en los medianos. Después de victorias en su nuevo peso ante Tim Kennedy y Vitor Belfort, la sombra volvió a postrarse en su carrera al ser anulada su victoria contra el Phenom por uso de marihuana.

Weidman logró el derribe en el primer round y de inmediato buscó tomar la espalda de Gastelum. Una pelea donde el matchup no favorecía al gran wrestler Weidman, porque Gastelum también ha sido excelente en ese rubro.

Anuncios

Weidman fue por una kimura pero Gastelum se pudo parar. Kelvin terminó el round con una tremenda zurda. Weidman se agarró a la pierna de su rival, mientras sufría los martillazos de Kelvin. La chicharra salvó a Chris de un posible nocaut técnico.

El segundo round fue para Weidman con más derribes y buscando la espalda de Gastelum con un gran scramble. En el tercero Weidman prendió a Kelvin con una derecha en el counter. Gastelum pudo contener un single leg pero no un double. Weidman lo consiguió , pero su rival se paró inmediatamente.

Weidman golpeó a Gastelum con rodillas a las piernas, mientras lo sujetaba por detrás con agarre en la cintura. Con ese castigo, Gastelum se fue a la lona y de allí Weidman completó el final de su gran pelea. De allí Chris pudo completar su arm triangle para rendir a Gastelum. Una victoria y además por sumisión. Una pelea que no podía perder Weidman en casa y que tenía que ganar de manera convincente.

Weidman le mandó un mensaje al campeón mediano Michael Bisping.

Anuncios

Con la lesión del campeón interino mediano, Robert Whittaker, se podría dar esa pelea antes que la unificación de cetros de la división. Chris Weidman está de vuelta.

Elkins domina en el piso a Bermudez

La pelea semifinal no decepcionó con una gran victoria de Darren Elkins. Elkins venía de ganar una gran pelea Chas Skelly viniendo de atrás. Los jueces le dieron a Elkins por decisión dividida por 29-28, 28-29 y 29-28. Una pelea que debió haber sido para Darren pero por decisión unánime.

Cada vez Bermudez buscó presionar en la corta distancia, Elkins siempre buscó llevar la pelea al piso. Bermudez se esforzó y logró conectar algunos golpes después del primer round en el que fue dominado. Elkins se perfila como un potencial retador en los pesos pluma si sigue con esta nueva racha ganadora.

Villante dejó vivir a Cummings

Gian Villante es un gran peleador en cuanto a potencia pero su indolencia lo lleva muchas veces a perder combates que tiene ganados. El peso semicompleto no pudo terminar a un Patrick Cummings, que estaba totalmente golpeado después de un primer round en el que casi es noqueado.

Villante no tiró golpes en lo que restó de la pelea y Cummings le robó dos rounds siendo mejor en volumen y potencia con su striking. El cardio de Villante se vino abajo en el tercer round y eso le dio la decisión dividida a Patrick. #UFC Long Beach