Anuncios
Anuncios

El F.C. Barcelona vive uno de los veranos más complicados en la historia deportiva del club catalán, lejos están aquellos días donde el equipo marcó una era en el fútbol mundial, por el contrario en este comienzo de temporada el club culé no levanta vuelo, razones hay varias, la salida de Neymar, refuerzos insuficientes, las derrotas en la Supercopa de España, la dilatada espera para la renovación del contrato de #Lionel Messi, la lesión de Luis Suárez y los roces de los últimos días entre la plantilla y la directiva del club.

La firma se hace esperar

Hay una preocupación permanente que se ha trasladado a todos los rincones del Camp Nou, la renovación del contrato del astro argentino Lionel Messi sigue dando que hablar y la firma se hace esperar.

Anuncios

Desde la directiva del club culé afirmaron en varias ocasiones que hay un acuerdo verbal con el crack mundial pero la firma no aparece, durante el pasado mes de julio, directivos de la entidad azulgrana afirmaron que todo estaba listo y solo resta la firma "protocolaria" pero la preocupación es generalizada y ha llegado a la afición. Hace pocos días, el vicepresidente del F.C Barcelona Jordi Mestre en rueda de prensa sostuvo que el futbolista argentino aún no firmó el contrato que lo vincula con el club hasta el 2021 y esto encendió la luz de alerta.

Las declaraciones de Pep Guardiola

Tras el empate en 1-1 ante el Everton en la Premier League, el técnico del Manchester City, Pep Guardiola y en rueda de prensa ante los medios, sembró más incertidumbre sobre la postergada renovación de Messi, días antes, directivos del club británico manifestaron que el "City" está a la espera de un gran fichaje sin especificar nombre y las redes sociales se encargaron de llevar la supuesta noticia al decir que el club inglés estaría en condiciones de pagar los 300 millones de euros cifra de la cláusula de rescisión del crack del F.C.

Anuncios

Barcelona. Al ser consultado por la prensa en este tema, Guardiola solo manifestó que si ese club dispone de ese dinero puede comprar al futbolista que quiere. La noticia impactó en el Barcelona y solo puso más incertidumbre sobre algo que ya tendría que haber definido la directiva azulgrana. Algo pasa en torno al argentino quien está en silencio solo y preocupado, el futbolista sabe que el rumbo que los directivos le imprimen al club no es de su agrado y esto le preocupa, además siempre ha querido formar parte de una plantilla competitiva y las derrotas en la Supercopa de España han marcado una complicada realidad, a esto se le suma la lesión del uruguayo Luis Suárez quien estará alejado de la canchas por un mes.

Comida de la hermandad

Este miércoles, los jugadores del F.C Barcelona se reunieron en torno a una " comida de la hermandad" convocada por los capitanes del equipo. El encuentro contó con la presencia de la plantilla en su totalidad y sirvió para dar la bienvenida a los nuevos fichajes hasta el momento, Semedo (Benfica), Deulofeu (Everton) y Paulinho (Guangzhou Evergrande).

Anuncios

Asimismo estuvo presente el staff técnico del club, encabezado por su entrenador Ernesto Valverde. Durante el almuerzo se trazaron los objetivos de cara a la temporada que recién comienza y que son prioritarios para el club catalán, Liga; Copa y #Champions League, tras perder la Supercopa de España ante el Real Madrid al equipo que lidera el argentino Lionel Messi le restan ahora disputar por estos tres trofeos. El encuentro llega un día después de la visita de Neymar al Barcelona y que no fue del agrado de la directiva que definitivamente ha roto relaciones con el futbolista brasileño tras su partida al París Saint Germain de la Ligue-1- de Francia.

#FC Barcelona