Anuncios
Anuncios

El vestuario azulgrana está que explota luego de que se dieran algunos detalles del acuerdo del fichaje del francés Ousmane Dembélé, por el que el club pagó 105 millones de euros y una serie de variables que sumarían alrededor de 45 millones de euros más, para un total de 150 millones de euros.

El salario anual del novato es de unos 20 millones anuales, un salario que ha abierto heridas y generado una serie de comentarios negativos en el interior del vestuario, que no ven justo la cantidad de dinero que están pagando por un jugador que aún no ha demostrado nada importante en su carrera.

Uno de los que más indignación muestra es Gerard Deulofeu [VIDEO], que lo recibieron con bombos y platillos como el primer gran fichaje de la temporada, luego de estar prácticamente rogándole que regresara, ahora, cuando parecía que iba a tener un puesto fijo en el once titular de pronto esta peligra con la llegada del jugador francés, al que difícilmente veremos sentado y menos después de pagar esa cantidad sin precedentes en el cuadro azulgrana.

Anuncios

Esta contratación es otro de los puntos de discordia con el nuevo contrato de Lionel Messi, que no va a bajar la guardia ante el desproporcionado salario de un jugador nuevo y al que consideran como un capricho de la directiva y en el que se excedieron al pagar el capricho del Borussia de Dortmund que ha hecho el negocio de siglo y que muchos dicen que fue como un asalto a mano armada, solo el tiempo lo dirá, de momento esperemos acontecimientos y que Dembélé [VIDEO]demuestre por qué cobraron semejante cantidad de dinero. #Demebele #Futbol #FC Barcelona