Anuncios
Anuncios

Pocos futbolistas pueden presumir estar entre los defensores de la élite mundial, Gerard Piqué Bernabéu es uno de ellos, que además ostenta en su palmarés 31 títulos oficiales, entre ellos tres Ligas de Campeones y una Copa del Mundo, que son los trofeos más importantes tanto a nivel de clubes, como de selecciones a los que un jugador puede aspirar.

Por si fuera poco, su mentalidad no queda en solo ser un emblema como jugador del conjunto culé, también ha externado sus deseos de llegar a ser presidente del club blaugrana y lograr una gestión igual o más exitosa de la de Joan Laporta, una idea que a muchos simpatizantes del el equipo les fascina.

Anuncios

Habiendo comentado un poco de lo que ha logrado en su carrera y de lo que se perfila para llegar a ser en un futuro, podría sentarse y observar cómo se va difundiendo su legado y trayectoria, sin embargo, Piqué tiene muy claro que el futbol es algo secundario en la vida y aunque es lo que le da de comer, para él la justicia, el patriotismo y la democracia son cosas que deberían ser prioridades para la sociedad.

Pique triste por las represiones en Cataluña

Muchos pueden estar a favor o en contra de las acciones independentistas de Cataluña [VIDEO], pero la realidad es que el defensa del FC Barcelona ha dejado clara su idea de trascender más allá de lo futbolístico y es una de los portavoces más importantes de esta causa, como también lo son Pep Guardiola, Carles Puyol y Xavi Hernández, todos baluartes del equipo que se dice ser más que un club y siempre ha mantenido ciertos tintes políticos desde su fundación en el ya lejano año de 1899.

Anuncios

Tiene muchos antecedentes en su contra respecto a sus posturas políticas, pero esto no merma su profesionalismo cuando es convocado a la Selección de #españa a la cual siente a pesar de todo lo que se vive actualmente en el país.

Tanto es su pundonor dentro y fuera de la cancha que tras la victoria ante la UD Las Palmas, el dorsal número 3, con lágrimas manifestó su descontento con las formas que se han empleado para reprimir las intenciones de votar a favor de la independencia catalana, y a su vez dejó claro que si su presencia incomodaba en el seno de la Furia, el daba un paso al costado sin importar que esté próximo el Mundial de Rusia 2018.

Si todos los futbolistas tuvieran al menos la mitad de las ganas de influir más allá de las canchas como lo hace Piqué, con su poder mediático y forma de influir en los aficionados al deporte más bello del mundo, no cabe duda que el mundo tal vez funcionaría un poco mejor. #Piqué #Cataluña