Anuncios
Anuncios

De venir del semestre más exitoso en los últimos años consiguiendo el doblete de copa y liga, #Chivas terminó su participación en ambos torneos la semana anterior, sin defender su corona como Campeón, dejando mucho que desear y con muchos cuestionamientos.

Una mala manera de caer

Desde el inicio de La Liga, sin refuerzos, jugadores lesionados y algunos otros en Selección, el Rebaño estaba mermado para enfrentar sus primeros partidos; algo que se podía solucionar - paso a paso - con la reincorporación de todos sus elementos, lo cual no sucedió. Llegaba la mitad del torneo y no se veía manera de salir de los últimos lugares de la tabla.

Anuncios

Para el partido contra América, se mostró una cara que no se tuvo en todo el torneo por parte de los Rojiblancos, jugando como estaban acostumbrados a verlos y que, sin obtener la victoria, dejaron un gran sabor de boca, pero se empezaba a creer que era demasiado tarde para reaccionar.

La derrota ante los Rojinegros del Atlas sólo terminó por hundir las esperanzas de todos los aficionados, después de saber que Cruz Azul había ganado y dejaba matemáticamente fuera a los dirigidos por Matías Almeyda [VIDEO], que tuvieron momentos brillantes, pero muy escasos.

El Torneo que era esperanza

Cuando la única opción se volvía la Copa MX, Chivas decidía por jugar con lo mejor que hay en el plantel para defender su título. Parecía que la fórmula daba resultado, cuando eliminaron a Atlas (verdugo mas adelante en liga) en los octavos de final.

Anuncios

En la siguiente fase, se tenía que eliminar al Atlante, que ya había dejado a Toluca en la fase anterior en penales y se convertiría en el único equipo sobreviviente del Ascenso MX en los cuartos de final.

Los azulgranas, una vez más como víctimas, se plantaron en el campo, llevaron el partido hasta las instancias de penales y ganaron 3-5 en la tanda, después de la falla de Rodolfo Pizarro, desde el manchón penal.

Al torneo que se le había apostado todo, se le iba de las manos al Rebaño.

Buscando responsables

Después de dar tantas veces la cara, Matías Almeyda luce diferente al torneo pasado, donde había tranquilidad se termina por apreciar ahora una gran preocupación. Si me preguntan, es el menos responsable de la crisis en el equipo. Los once que se alineaban en el campo si lo son. Ellos a final de cuentas, son los que tratan con el balón y debían demostrar, porque fueron campeones apenas hace unos meses.

Momento de caras nuevas

Si bien me gusta apostar por la cantera, es momento de abrir la cartera.

Anuncios

Uno de los puntos débiles de Chivas fue no reforzarse y no hablamos de traer muchos jugadores, se trata de calidad y no de cantidad. El Campeón merecía generar competencia dentro del plantel y sin nuevos jugadores sólo había mucha confianza de parte de los jugadores, teniendo un lugar en el plantel, sin necesidad de mostrarse como en el Clausura 2017.

Viendo la inminente salida de Rodolfo Cota en la portería tras la grotesca cantidad que pide Pachuca por él, será momento de hacerse de un nuevo arquero. Para mí no está de más reforzar cada una de las zonas en el campo. Se necesita generar competencia en el equipo y con las muchas lesiones, que el equipo no luzca con fallas.

Chivas [VIDEO] se despide, pero sólo por ahora y en este torneo, porque el próximo, no dudo que volvamos a verlos en los primeros planos del #Futbol mexicano, peleando por el título. #LigaMx