Anuncios
Anuncios
5

#Dinamarca, Islandia y Suecia. Los 3 países nórdicos estarán en el sorteo del 1 de diciembre en Rusia. Suecia y Dinamarca siempre selecciones competitivas, que nunca pueden darse por muertas en eliminatorias de UEFA. La selección de Age Hareide había empatado a 0 en Copenhague, a pesar de haber dominado la ida del repechaje contra Irlanda. En la vuelta se enfrentaban a la siempre batalladora Irlanda en territorio celta. La respuesta danesa no pudo ser mejor, con una goleada de 5-1 y el boleto al Mundial de #rusia 2018.

La selección escandinava no pasaba a un Mundial desde Sudáfrica 2010, cuando quedaron fuera en fase de grupos y goleados en el partido decisivo ante la sorpresiva Japón. [VIDEO] Tras un proceso de reconstrucción y madurez de los nuevos referentes, Dinamarca está de vuelta en una justa mundialista por 5ta ocasión.

Anuncios

Un país con gran tradición futbolera con los hermanos Laudrup y el gran Peter Schmeichel, como la referencia obligada para todo el mundo (campeones de la Euro 1992).

Dinamarca partía como favorita en el repechaje, contra una Irlanda de más corazón que buen juego o calidad técnica de sus jugadores. El mejor jugador de los daneses, Cristian Eriksen, fue el que metió 3 de los 5 goles. El medio centro ofensivo de 25 años ex del Ajax, es el motor del equipo. Un medio con gol de fuera del área y tremendo en el juego en corto y vertical. El ahora Spur es un jugador top mundial en su posición y desde hace años. Además de Eriksen, contaban con el extremo izquierdo Pione Sisto del Celta de Vigo. Listo le agregaba ese desequilibrio y un jugador diferente.

Eriksen y Sisto dinamitan el juego de vuelta y encabezan el gran juego danés

Hareide en la ida salió con un 4-3-3 Eriksen, Kvist y Delaney en la media.

Anuncios

Cornelius del Atalanta, Listo y el estrella del Feyenoord Jorgensen arriba. En la vuelta, salió con un 4-2-3-1 con Jasper Schmeichel en la puerta. El hijo del gran Peter que juega en el Leicester City. Atrás Bjelland y el del Sevilla, Kjaer como centrales. Como laterales Stryger Larsen del Udinese y Christensen del Chelsea, como lateral en lugar de la central. El del Werder Bremen, Delaney en la media junto a William Kvist.

La diferencia en el 11 de Dinamarca de la vuelta fueron Sisto, Eriksen y Poulsen atrás de Jorgensen. Un equipo que toca el balón de gran manera en corto y que en el primer tiempo no le prestó el balón a Irlanda. El error de Schmeichel en una salida y con un cabezazo del defensa Duffy, fueron los únicos sobresaltos que tuvo La Dinamita Roja. El tener al delantero del Leipzig, Poulsen agregó un equipo más agresivo arriba. Eso fue la diferencia con Eriksen, siendo más perniciosos jugando aún más, cerca de los delanteros que en la ida.

Dinamarca tuvo tiros peligrosos tras el 1-0.

Anuncios

Uno de Kvist desde la media luna y uno de Sisto dentro del área. El extremo del Celta, metió un caño por la banda y mandó un centro, que apenas remató Christensen. Con el empate a 1 Dinamarca estaba dentro. Enseguida Irlanda con más corazón se fue encima con futbol de centros y saltando líneas.

En una contra, vino una pérdida en medio campo que recuperó Poulsen. De allí, el del Leipzig pasó a Jorgensen, que en la media luna dejó a Eriksen. La defensa de Irlanda completamente mal colocada en la gran contra danesa. Eriksen definió fuera del área como crack, con un tiro de campana para el 2-1 letal. Irlanda necesitaba tres goles para pasar al Mundial.

En el segundo tiempo Dinamarca le dio toque a Irlanda y en una combinación de más de 10, sin que la tocara alguna playera verde [VIDEO]. Sisto encontró en un pase fácil a Eriksen dentro del área. De derecha metió un tiro colocado a media altura. Con el 3-1 vinieron dos más con un error en defensa y un tiro al ángulo de Eriksen, fusilando en el área al portero irlandés. El 5-1 vino con el penal cobrado por el veterano ex Arsenal Nicklas Bendtner.

Esta Dinamarca asusta y puede ser un caballo negro de Europa para el Mundial en tierras rusas en 2018. Bélgica, Portugal y otras han tenido ese rol antes. Esta selección danesa es alguna - que nadie querrá ver en su grupo - en el próximo Mundial.