Anuncios
Anuncios
7

NXT Takeover War Games desde el Toyota Center, fue (junto a NXT Takeover Chicago), el mejor evento que ha presentado la WWE en 2017. Mientras en el roster principal, vemos shows largos entre los 4 grandes o 2 PPV por mes de calidad regular, en NXT todo lo contrario.

La marca amarilla es sinónimo de excelencia en producto, historias, nivel en el ring y personajes. Un enfoque pragmático que va desde la duración del show, el tramado de los personajes y la historia dentro y fuera del ring. NX es de los productos luchísticos en el mundo, que es más fácil digerir en las 2 horas y medias cada 2 meses con los especiales de Takeover.

Anuncios

Adam Cole guía a The Undisputed Era a triunfar en War Games

El concepto de War Games de Dusty Rhodes, de dos rings con una reja por encima tuvo su regreso, tras más de 20 años en NXT. Tres agrupaciones rudas se midieron para poner fin a sus rivalidades. #The Undisputed Era con Adam Cole, Kyle O'Reilly y Bobby Fish (los tres ex ROH). Los Authors of Pain con el legendario manager ex Road Warrior Paul Ellering con el técnico y ex Mr. Ring of Honor, Roderick Strong en una alianza improvisada. Finalmente los rudos anárquicos de Sanity con el canadiense Eric Young, junto al alemán Alexander Wolf y el mastodonte de Irlanda Killian Dane.

La lucha comenzó con los 3 líderes de cada equipo y los más talentosos. Eric Young, Adam Cole y Roderick Strong. El primer equipo en entrar fue el de Undisputed Era con O'Reilly y Fish inclinando la balanza.

Anuncios

Cole comenzó dominando al aplicar un suplex a Strong y su Last Shot (suplex vertical terminada en rompecuellos). Tras la entrada de AOP, vino la de Sanity con Wolfe atacando con una macana a los rivales. Dane metió sillas, palos de kendo y mesas.

Dane fue de los que más brilló con un un Michinoku Driver a Cole sobre su compañero Fish. Finalizó con una tremenda Van Terminator [VIDEO]. The Undisputed Era pudo aplicar el Chasing the Dragon (brainbuster más patada) a Strong. Tras un bufet de backbreakers de Strong vinieron los spots fuertes. Dos Tower of Dooms al unísono en cada ring, sumado al superplex desde lo alto de la reja de Strong a Cole y cayendo en chuza sobre los demás. Además un suplex alemán de Wolfe a Akem (AOP) sobre una mesa y desde la tercera. Al final Adam Cole pudo conectar un shining wizard a Young, que tenía una silla sobre su cabeza.

Almas destrona a McIntyre y da la campanada de este Takeover

#Andrade Cien Almas es la nueva estrella latina que quiere cultivar la WWE desde NXT. La lucha contra el escocés McIntyre fue física.

Anuncios

Almas encaminó el combate con tijeras fuera del ring y su versatilidad con un bello mortal como en sus tiempos como La Sombra en el CMLL. De allí hubo rodillazos corredizos de Almas, más una tremenda powerbomb del campeón. [VIDEO]

Al final Zelina Vega se entrometió en la lucha y eso permitió que Almas aplicara su hammerlock DDT. Drew sobrevivió y aplicó su patada Claymore pero la valet de Almas le puso el pie en la cuerda. El único pero de la lucha fue el final con una super DDT desde la tercera donde Almas apenas pudo cargar a su rival y eso provocó de manera indirecta, que se lesionara el bícep Drew y cayera mal en la DDT.

Ember Moon por fin tiene su revancha y gana el título de féminas

Ember Moon pudo coronarse en una buena Fatal 4 Way contra la japonesa Kairi Sane, Peyton Royce (Australia) y Nikki Cross (Escocia). La lucha duró 10 minutos, pero hubo buenos momentos como el codazo de Sane desde la tercera sobre dos rivales. Al final Moon conectó su stunner con giro desde la tercera (Eclipse) sobre las rudas Royce y Cross para ganar el título vacante que dejó Asuka.

Aleister Black derrota a un inspirado Velveteen Dream en una de las mejores luchas individuales del año en NXT. Black y Dream tienen personajes opuestos con el primero siendo enigmático ; el segundo extravagante . La lucha tuvo tremendo storytelling y desarrollo de personaje. El momento de las poses de ambos e invertirlas para añadirle a la lucha enriqueció la historia . Black aplicó rodillazos giratorios y patadas con su background de kickboxing. Dream no se quedó atrás y conectó su death Valley Driver y una hammerlock DDT. Black ganó con su patada con giro Black Mass. Al final Black si dijo el nombre de Dream reconociendo de alguna manera a su rival. #WWE NXT Takeover War Games