Luego de las irregularidades y anomalías en la construcción y remodelación de infraestructura para los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC) 2014 -las cuales se hicieron públicas gracias a una investigación de Noticias MVS y Connectas-, integrantes de la Coordinadora Agrarista Mexicana Popular (Campo) se manifestaron en contra de que los JCC se lleven a cabo, pues aducen que el #Gobierno estatal desvió los recursos destinados a proyectos productivos para canalizarlos a la realización de este evento deportivo.

De acuerdo con la investigación periodística que se publicó el pasado 17 de septiembre, la red de constructoras que se agrupa bajo el nombre de "Expectras Infraestructura" operó con prácticas ilegales, simuló varias licitaciones y dejó inconclusas varias obras, por lo cual incumplió con contratos multimillonarios (en el caso de los JCC manejó recursos públicos por 920 millones de pesos) y, a pesar de esto, aún sigue impune.

Por esta razón, el gobierno estatal se vio en la necesidad de contratar a otras constructoras para culminar lo que "Expectras Infraestructura" no realizó (debieron remodelar y construir nueve obras: 1. Remodelación del estadio Luis "Pirata" Fuente, 2. Arena Veracruz, 3. Centro Acuático, 4. Remodelación pabellón de frontón, 5. Remodelación Estadio de Béisbol "Beto" Ávila, 6. Edificio de Estacionamiento Verde, 7. Obra de integración exterior, 8. Unidad de servicios auxiliares y de emergencia, 9. Remodelación del Instituto Veracruzano del Deporte) y por lo tanto obligado a trabajar a marchas forzadas y con recursos extraordinarios para cumplir con el calendario y normativas que debe llevar el Comité organizador de los JCC.

En tanto, los apoyos estatales al campo, la salud y educación no llegan como debería ser, la prueba está en que campesinos agrupados en esta coordinadora reclaman al gobierno estatal justamente el incumplimiento en la entrega de recursos y, en consecuencia, reprochan al gobernador Javier Duarte de Ochoa que dé prioridad a la realización de estos juegos -amén de que desde hace tiempo sufren amenazas, robos y extorsiones, y ahora para colmo de males se agrega la falta de estímulos a la producción agrícola-, por lo que a manera de protesta prevén boicotear las próximas justas deportivas.