El aspecto económico en los dos años de #Gobierno de Enrique Peña Nieto, titular del ejecutivo federal mexicano, han tomado un camino turbio en los últimos meses. Los analistas mencionan que dicho suceso está marcado por los sucesos violentos en distintas entidades del país y por las diversas expresiones que se han llevado a cabo a raíz de distintos problemas sociales como los 43 normalistas desaparecidos de Ayozinapa o por las reformas que se pretendían hacer a los reglamentos del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Detengámonos a pensar un momento en la situación: ¿qué es lo que ha venido sucediendo en materia económica en el país? Mientras que la crisis está comenzando a tocar la puesta de cada uno de los mexicanos con los aumentos a diversos productos de consumo, existen ciertas castas privilegiadas que hacen tratos de miles de millones de pesos, al par que los escándalos económicos se han convertido en el tema incómodo del gobierno.

Mientras que diversos medios nacionales y algunos otros internacionales albaban el ánimo reformista del presidente mexicano, muchas personas y varios analistas vieron en ellas un elemento completamente preocupante. La mayoría de los cambios a las leyes salieron, como comentaron varios periodistas, de manera express, sin el suficiente análisis ni sustento.

¿A dónde va un servidor con esto? Bueno, precisamente las reformas que atañen a asuntos económicos han jugado un factor preponderante: mientras que la hacendaria fue hecha con un vigor muy rígido, la energética ponía prácticamente a la venta la gallina de los huevos de oro, el petróleo. Sin embargo, y aunque también el precio del crudo ha caído en otros países, México ha visto una disminución drástica desde poco después de la aprobación de dicha reforma.

Otro aspecto sumamente importante es que México ha cerrado el año como el octavo con mayor deuda externa, según El economista.

Mientras que estos factores golpean el bolsillo del groso de la población que radica en el país, se han hecho licitaciones para llevar acabo otras en las cuales el conflicto de intereses ha jugado un papel preponderante, como es el caso del aeropuerto que tiene planeado el ejecutivo (que es el proyecto más ambicioso del sexenio de Peña), el acueducto Monterrey-Veracruz (en el cual se piensa invertir más de cinco veces caso tres veces el valor que se le asigno originalmente); ambos caso llevados a cabo por Grupo Higa y sus filiales, que según mencionan diversos medios nacionales, tienen nexos directos con el Peña (como se ha hecho mención con los casos de “la casa blanca” y “la otra casa de las lomas”).

Al peso mexicano no le sonríe del todo el 2015, diversos factores afectarán el desarrollo y las expectativas de crecimiento que se habían generado. En la semana tanto el dolar como el euro se han ido vendiendo más carom en lo que el peso se mantiene en su valor.