Debido a los altos precios en los bienes y servicios en la actualidad, la gente tiene que recurrir con mayor frecuencia a los créditos, ya sea por una tarjeta de crédito o préstamos bancarios. Si nos ponemos a analizar esta práctica, podemos decir que el crédito no es un instrumento malo; es una herramienta práctica y sensacional.

Al remontarnos a sus orígenes nos lleva al siglo pasado, donde los agricultores solo tenían dinero cuando cosechaban y vendían su producción, pero esto sucedía una vez o dos veces al año, pero sus gastos de consumo son durante todo el año, la única manera para cubrir estos era mediante el crédito, de esta manera es como se iban haciendo de sus necesidades todo el tiempo contra ingresos periódicos.

¿Cuál es la mejor manera para utilizar el crédito adecuadamente?

Primero que nada debemos identificar la tasa de interés que manejan los #Bancos, el cual oscila entre un 40 y un 60 por ciento al año.

Segundo, buscar ofertas, tales como meses sin intereses, ventas especiales y acumulaciones de puntos.

Tercero, al efectuar tu compra no olvides que tienes que planificar tus pagos, esto es que no deberás pagar únicamente los mínimos de la deuda, ya que al realizar esto, al terminar de pagar tus compras pagarás ya con todo e intereses desde un 45 o 60 por ciento del valor total del producto que adquiriste, lo que te haría pensar si pagarías por un producto que te costaría el doble del precio al que lo adquirirías.

La única manera en la que podemos evitar endeudarnos, es únicamente manejando nuestras finanzas personales de una manera adecuada, y la única manera de hacerlo es llevando las finanzas dentro y con un presupuesto.

Esto es desglosando cuáles son nuestros ingresos mensuales, además de sumar los ingresos adicionales como son el aguinaldo y el reparto de utilidades dividiéndolo entre doce para poder disponer o repartir este ingreso en los gastos fijos y los adicionales.

Es muy importante saber con cuanto contamos, porque si en un mes gastamos más de lo que ingresamos, forzosamente se convierte en adeudo, el cuál deberemos cubrir con la tarjeta de crédito, o se convierte en adeudos en pagos a servicios, etc..

Por último para revertir un proceso de endeudamiento, debemos cortar la cantidad que estamos gastando en diversos rubros y ver que nuestros ingresos sobrantes se vayan dedicando al pago y reducción de adeudos. #Sociedad Ciudad de México