Tras la crisis griega que lejos de mejorar apenas comienza su reconstrucción. El mundo financiero estuvo con zozobra ante la posible alza en la taza de intereses en Estados Unidos. Pero cuando todo empieza a calmarse una gran amenaza se cierne  en el mundo. China, que en los últimos años había sido estandarte de crecimiento económico, ahora empieza un decrecimiento acelerado y ha caído sus índices financieros en números alarmantes. Tan sólo el martes la bolsa cayó en cifras que desde el 2008 no había caído. Las razones de esta crisis muchos la atribuyen a un maquillaje en las #Finanzas de parte del gobierno chino. Es decir mostró cifras sobre un crecimiento que no era real, así muchos confiaron en los números e invirtieron en un  mercado en decadencia. Ahora que es insostenible la mentira muchos inversionistas se empiezan a retirar y esto produce caídas en los mercados.  Y esto está afectando las economías, pues en el mundo existe por ahora un decrecimiento en las economías de los países. Esto es porque los gobiernos se han endeudado con las empresas más allá de lo que realmente producen. Es decir se endeudan por  un monto superior a lo que realmente pueden pagar. Ahora bien en países chicos esto casi no se nota, sin embargo en grandes economías como la china esto afecta a todo el mundo. Recordemos que China proporciona mucha de la mano de obra de varias empresas, además es fuente de negocios sobre todo en EU. Así, con la caída de la economía de este país el contagio será rápido y muy fuerte.  Pues la relación que las economías tienen con China es muy fuerte y si ella falla se llevaría a casi todo el mundo que tiene negocio con ella. La realidad ahí está presente y esto pasa cuando por miedo a la mala imagen pública se maquillan cifras. Y esto nos podría pasar en México, pues aún son dudosas las cifras de crecimiento, cuando en las calles corre menos el dinero y hay menos empleos. Aun el gobierno chino está a tiempo de tomar medidas. Como dejar de engañar a los inversionistas, aceptar su realidad y hacer recortes en sus gastos. Pero este es un claro ejemplo que dinero hay, solo que está en manos de personas y empresas que prefieren ver arder el mundo antes que perder un solo centavo. Para conocer más sobre los efectos de la crisis en el mundo y conocer sus efectos en los países europeos, les recomiendo el siguiente nota: La economía mundial colapsara en otoño. #Dólar